Vídeo de la semana

¿Cómo podemos evitar el dolor de espalda?

Hoy en día, es la patología más común en la sociedad. Cuando aparecen molestias o limitaciones en otras partes del cuerpo, es muy probable que el origen real esté en una lesión de la columna vertebral.

dolor de espalda
Unsplash

¿Quién no ha sufrido alguna vez dolor de espalda? Es algo absolutamente común entre los mortales y la situación actual lo ha agravado aún más. Teletrabajar en casa desde una silla que no es la adecuada o el estrés son algunos de los principales motivos que provocan lesiones y dolores en la espalda. Los síntomas pueden aparecer en distinto grado y con diferente sensación o percepción según la zona y la gravedad.

“Lo mas común es que al principio las molestias del dolor de espalda sean más o menos difusas, que no generen limitaciones importantes, y solo cuando el dolor se convierte en algo más acusado y persistente, tomamos conciencia de la situación”, explica Inma Blanquer, directora del Centro Assari, un Health & Wellness Clinic 360 grados con una amplia oferta de servicios en el área del cuidado de la salud, el ejercicio físico, bienestar y belleza. “Cuando aparecen molestias o limitaciones en otras partes del cuerpo como pierna, cadera, planta del pie o manos es muy probable que el origen real esté en una lesión de la columna vertebral”, añade. 

Estos son los síntomas más comunes del dolor de espalda

  • Molestias musculares.
  • Dolor punzante.
  • Limitación de movimientos de la espalda (flexibilidad y amplitud).
  • Rigidez.
  • Hormigueo.
  • Quemazón.
  • Irradiación.
  • Entumecimiento.
  • Dolor intenso e incapacitante.

Cómo evitar el dolor de espalda

La espalda nos envía mensajes en modo de aviso, entre las alertas mas reconocidas son la molestia, el dolor y la limitación de movimiento. Ya sea constante, intermitente, mejore con la actividad o con el descanso, incremente gradualmente o en diferentes situaciones, nuestra recomendación es darle la importancia que se merece, actuar y dejarse aconsejar por expertos para tener una mayor calidad de vida.

“Sin entrar en casos médicos o complejos voy a dar un ejemplo sencillo de por qué es importante ponernos en manos de profesionales: una contractura leve causada por una mala postura teletrabajando se puede curar en una sola sesión de fisioterapia o terapia manual. Si la contractura no se trata, se puede agravar y será necesario un tratamiento mas largo pudiendo aparecer compensaciones y afectaciones en otras partes del cuerpo. Podríamos en este caso concreto afirmar que cuanto antes se trata antes se cura… Evidentemente, deberíamos evitar la causa del problema: mejorar la postura siguiendo los consejos de un profesional”, explica Inma Blanquer.

Tips para tener una espalda sana

  • Tener buenos hábitos posturales.
  • Practicar ejercicio físico.
  • Desarrollar la fortaleza y flexibilidad muscular.
  • Realizar estiramientos a diario.
  • Seguir principios básicos de ergonomía.
  • Controlar el peso.

Álex García, director del gimnasio especializado en entrenamientos personalizados Fit Club Madrid, también apunta las claves para acabar con este dichoso e incómodo problema.

  • “Para trabajar la espalda debemos centrarnos en dos cosas, la primera es estirar toda la cadena anterior y fortalecer la cadena posterior, lo mejor que podemos hacer es realizar una rutina de 3 remos cambiando el agarre de la mano para focalizar zonas diferentes de la espalda y siempre alternando con ejercicios de estiramiento de la cadena anterior (realiza 4 rondas de 3 remos con 3 estiramientos)”.
  • “Estirar 25 minutos diarios para que la espalda no sufra, los estiramientos los puedes realizar todos los días en semana si se dispone de tiempo, de esta manera liberarás mucho antes”.
  • Realiza ejercicios que ayuden a mantener la espalda recta, el dolor en esta zona viene normalmente de una vida sedentaria y de malas posturas, debes realizar ejercicios para fortalecer trapecios inferiores, romboides y deltoides posterior, ya que son la principal zona de debilidad en la espalda”.
  • "Si tienes contracturas, entrena con cuidado para no acentuar el problema, para eso debemos planificar muy bien la rutina para que todo lo que realicemos no influya en la contractura”.
Magdalena Fraj

Magdalena Fraj

Periodista de vocación, amante de la moda y 'beauty junkie'. Con 5 años me convertí en la estilista de mi madre y en ese momento descubrí lo que quería hacer con mi vida. Soy de las que todavía siguen viendo 'Sexo en Nueva York' en bucle y que aún suspiran por un libro en papel. En mi tiempo libre me pierdo por las calles de Madrid en la búsqueda de los mejores restaurantes italianos.

Continúa leyendo