¿Cómo se usa un rizador de pestañas? 5 pasos para sacarle el máximo partido y perderle el miedo

Te parecerá un aparato digno de una película de Buñuel pero el rizador de pestañas sigue siendo un must en el maquillaje. Nada aporta un acabado tan especial y casi todos los maquilladores lo utilizan y recomiendan. Y tú, ¿sabes cómo manejar uno correctamente?

Cómo utilizar correctamente el rizador de pestañas
Imaxtree

Siempre te ha dado miedo porque no sabes cómo utilizarlo y porque piensas que o te vas a pillar el párpado o se te van a partir las pestañas. Nada de eso te sucederá si lo utilizas como te explicamos. Lejos de ello, conseguirás transformar tu mirada en tiempo récord, por algo es uno de los must que no pueden faltar en las maletas de maquillaje de cualquier make up artist

Lo cierto es que, a simple vista, puede parecer un aparato de tortura. Pero la realidad es que se trata de una herramienta de gran utilidad que, además, proporciona una forma inigualable a las pestañas. Hay pequeñas normas básicas que debes conocer y seguir para que el resultado sea el deseado, la más importante, como casi todo lo que busca una máxima efectividad, es que lo utilices sobre las pestañas limpias, antes de aplicar máscara, y también sin restos de cremas, desmaquillantes o cualquier otro producto.

Otra de las cosas que más grima nos da es verlo utilizar pero, aún más, sobre nosotras mismas. Por mucho que pienses que formarás parte de la película de Buñuel, Un perro andaluz, sí en la que aproxima una navaja al ojo, no es así. Debes utilizarlo con el ojo abierto. Únicamente sobre las pestañas superiores. Una cosa a la que debes prestar atención es a las almohadillas de las que está compuesto.
Deberás evitar que se pasen, vigila que estén siempre blanditas y en buen estado para que las pestañas no se dañen.

Eyelash Curler Silver, de Sephora. (15,95 € )
Eyelash Curler Silver, de Sephora. (15,95 € )

¿Por qué debes empezar a usarlo?

"Refuerza la mirada y rasga el ojo, algo que siempre favorece porque las líneas perfectas del maquillaje son las miradas ascendentes”, asegura el maquillador Moisés Freire. “Un rizador de pestañas es una de las mejores inversiones beauty que hay: dura muchísimo tiempo y es capaz de agrandar la mirada y resaltar los ojos más que cualquier otro producto”, indica el experto.

Para comenzar a utilizar el rizador de pestañas ábrelo y coloca las pestañas en medio, lo más cerca posible del párpado pero sin tocarlo. Asegúrate de que están todas entre los dos lados del aparato, de manera uniforme. Desde el departamento de maquillaje de Sephora nos dan los siguientes 5 pasos, fundamentales, para conseguir optimizar al máximo tu rizador de pestañas y perderle el miedo:

1. ELIGE EL GRADO DE CURVATURA
"Si se aplica el rizador en la raíz de las pestañas, la mirada se abre mucho más y queda un aspecto más inocente. Si, en cambio, el rizo se marca a mitad de la pestaña, la raíz se verá más marcada y se creará un sutil efecto de  eyeliner natural al aplicar la máscara".

2. MUEVE EL RIZADOR
El makeup artist Wild Van Dijk tiene un secreto “En vez de apretar en un único punto, comienza cerca de la raíz y ve ascendiendo, presionando suavemente a medida que te acercas a la punta. De esta forma, en vez de marcar un solo punto de curvatura, crearás un movimiento más natural”. Conseguir la curva perfecta es cuestión de menos de un minuto, pero para este experto conviene realizar el procedimiento con tranquilidad y, sobre todo, no presionar en exceso, “apretar un poco es más que suficiente”, insiste Van Dijk. “Yo lo uso siempre, especialmente si la pestaña es pobre y carente de volumen. Ni siquiera para retocar la mirada, con una buena herramienta conseguirás unas pestañas más largas, rizadas y espesas”, recalca el experto.

3. UN TOQUE DE CALOR
"Dirigir el chorro de aire caliente del secador durante unos segundos al rizador sirve para marcar la curva de las pestañas de forma más intensa. Eso sí: se debe ser moderado al hacer uso de este truco y no calentarlo nunca, nunca, nunca en exceso".  

4. TAREAS DE LUNES
"Cada lunes, dedica unos segundos a revisar la goma del rizador y límpiala con un poco de  desmaquillador de ojos. Elegir un día concreto de la semana y fácil de recordar es la mejor forma
de establecer una rutina para asegurarse que el rizador se encuentra en plena forma".

5. SIEMPRE ANTES, NUNCA DESPUÉS
"El rizador debe ser uno de los primeros pasos del maquillaje. Y además. no se debe usar nunca sobre pestañas maquilladas, sino siempre antes de aplicar la máscara".  “Así evitarás que se te queden pegadas o que se rompan”, reconoce Freire. Para emplearlo correctamente, “tienes que colocarlo recto en la raíz de las pestañas, apretar con cuidado y mantenerlo presionado tirando muy levemente hacia arriba”. Según Moisés, lo más recomendable es hacerlo durante unos 10 segundos.

 

Continúa leyendo