¿Cómo cuidar las pestañas en verano? Una experta nos da las claves

¿Estás cuidando tus pestañas como se merecen? Toma nota de estos sencillos consejos para mantenerlas sanas y fuertes siempre.

Las pestañas son una parte esencial de nuestra mirada. Tienen el poder de transformar nuestra imagen por completo, de hacer que nuestros ojos parezcan más despiertos y grandes… pero también tienen su parte funcional, por supuesto: protegen al ojo de impurezas externas, filtran la luz del sol. Por eso independientemente de su estética, es importante cuidarlas a diario. Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia y experta en dermofarmacia, nos ofrece algunos consejos para conservarlas sanas y bonitas este verano (y durante todo el año en realidad). ¡Toma nota de todos ellos!

1. Desmaquillar siempre los ojos con productos específicos: Si utilizas máscara de pestañas o cualquier otro producto de maquillaje en los ojos, es fundamental que te desmaquilles siempre antes de acostarte por las noches. Hay que elegir un desmaquillante específico para los ojos (sus fórmulas están desarrolladas para ser suaves y no agredirlos) y con ayuda de un disco o algodón limpiarlas de forma suave, sin restregar el ojo para no dañar las pestañas. Es mejor dejarlo unos segundos para que el maquillaje se ablande y después con un ligero masaje ir eliminando todos los restos. 

2. Nutrir e hidratar las pestañas: Unas pestañas más hidratadas y nutridas serán más fuertes y sanas y tendrán un mejor aspecto. Existen sérums específicos para las pestañas que se aplican cada noche y que incluso consiguen el efecto de alargar y darles grosor, favoreciendo su crecimiento. Hay que ser constante, escoger buenos productos y ser paciente, ya que los resultados son visibles después de semanas de tratamiento. 

3. Elegir un buen maquillaje: A la hora de maquillar las pestañas elige cosméticos de calidad. Evita utilizar productos caducados (recuerda que todos los productos de belleza y cosmética caducan) y no abuses de las máscaras resistentes al agua (que pueden ser más complicadas de desmaquillar).

pestañas sanas
Pexels

4. No abusar del rizador de pestañas: El rizador de pestañas es una buena herramienta para curvar las pestañas, pero hay que usarlo correctamente y sin abusar. Comprueba que está en buen estado, no aprietes excesivamente (porque se debilitarán) y no lo uses a diario.

5. Protégelas del sol: Los rayos UV podrían resecar las pestañas y volverlas más quebradizas. Hay que evitar las largas exposiciones al sol y utilizar gafas de sol para proteger tanto las pestañas como todo el ojo.

6. Cuidar la alimentación: Las pestañas, al igual que el resto del organismo, se benefician de una dieta equilibrada y variada donde abunden las frutas y verduras, fuente de vitaminas y antioxidantes, y otros alimentos como el pescado azul, el aceite de oliva virgen extra, las legumbres, las carnes magras o los huevos. Limita la ingesta de azúcares y ultraprocesados.

7. Controlar el estrés: El estrés es un factor que puede desencadenar la caída del pelo y también puede afectar a las pestañas. Así que evita, en la medida de lo posible, el estrés, combatiéndolo con técnicas como la meditación o el yoga, y llevando un estilo de vida saludable, donde no falte el ejercicio y el contacto con la naturaleza.

Continúa leyendo