Cosmética con conciencia social, cada vez más

Aumenta el número de marcas dentro del mundo de la belleza que se comprometen día a día a realizar una producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente, además de apoyar otras iniciativas sociales.

Cosmética con conciencia social, cada vez más 1

No son únicamente las marcas de la llamada cosmética ecológica o natural, ya que existen otras iniciativas respetuosas con el medio ambiente y el entorno, y -para sorpresa de muchos- cada vez más firmas de cosmética se suman a estos compromisos. Desde la utilización de energías renovables en su producción, pasando por la utilización de productos de origen ecológico certificado o rechazo al experimento y la prueba en animales, hasta el fomento de ayudas sociales junto a ONGs, las empresas van tomando conciencia de su importante papel a la hora de poner su granito de arena y contribuir en la mejora de nuestra sociedad.

Un ejemplo de ello es la marca de productos para el cabello Davines, cuyos productos están certificados como impacto cero, e incluso ha sido nombrada embajadora de la causa este año. Para ello la firma italiana se compromete a plantar anualmente la cantidad de árboles que sea necesaria para neutralizar las emisiones de CO2 que se produce en la fabricación de sus productos, e incluso realiza iniciativas como el Día de la Belleza Sostenible, en el que todo lo recaudado pasa a manos de ONGs comprometidas con el medio ambiente. También, dentro de su compromiso con la biodiversidad, contribuye a la producción y cultivo de especies autóctonas, que luego utiliza en la elaboración de sus productos, así como también son firmes defensores del comercio justo y la agricultura ecológica. 

Otra marca comprometida con el medio ambiente, en este caso el cuidado de los océanos y los fondos marinos, es La Mer. La firma cosmética colabora con National Geographic en la celebración del Día Mundial de los Océanos, además de apoyar diversas causas con donaciones económicas dirigidas a preservar especies en peligro de extinción, como la manta raya. Y es que desde la marca, que utiliza el poder de las algas marinas en la elaboración de sus productos, afirman que es una manera de ‘devolver el favor’ y respetar el legado comenzado por su fundador.

Cosmética con conciencia social, cada vez más 2

Desde The Body Shop reafirman cada año su compromiso con el medio ambiente y el entorno social. De hecho, es una de las marcas que más ha luchado por los derechos de los animales y se ha posicionado siempre en contra de la experimentación cosmética en ellos. Tras veinte años de lucha junto a la organización Cruelty Free International, uno de los objetivos conseguidos fue que en 2004 la Unión Europea aprobara una normativa reguladora en la que se expresaba la total prohibición de la experimentación cosmética en animales. Ahora continúan con su reivindicación para que la normativa se extienda a todo el mundo.

También practican una política contra el maltrato y la experimentación animal desde la firma cosmética Rituals o en el grupo L’Orèal, que lo cumple en todas sus firmas. Otras iniciativas puestas en marcha son trabajar en la lucha contra el cáncer de mama -como Estée Lauder o Clinique-, o contra la pobreza infantil y el riesgo de exclusión social, tal y como hizo Unilever junto a Cruz Roja y otras organizaciones de ayuda.

La cuestión es que cada vez son más las marcas y grupos de cosmética que toman conciencia de la necesidad de ayudar a la sociedad en cualquier ámbito, además de apostar por ello, ya que desde su posición privilegiada pueden hacer mucho por cualquier causa importante. Y desde luego muchos -por no decir todos- les agradecemos el gesto. 

Etiquetas: cosmética

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS