Cuerpo en primavera: la piel

El cambio de estación y la subida de las temperaturas traen diferentes cambios que afectan a nuestro cuerpo. La piel, es una de las más afectadas.

piel primavera

El cambio de estación y la subida de las temperaturas traen diferentes cambios que afectan a nuestro cuerpo. La piel, es una de las más afectadas. La sequedad y las rojeces hacen su aparición en la piel con más fuerza en esta estación del año y, problemas dermatológicos como la psoriasis, se complican más en primavera.

 

No debemos olvidar que empezamos a dejar más centímetros de piel al descubierto y que la exposición al sol es ahora más fuerte que durante el invierno, por lo que tenemos que utilizar cremas con un factor de protección alto.

 

Para combatir la piel seca y frágil, es necesario que recurramos a cremas humectantes para que nuestra piel no pierda agua. Además, es el momento de disfrutar de los deportes al aire libre, sin olvidar protegernos del sol y beber agua (unos dos litros diarios es lo que recomiendan los expertos). Las frutas y las verduras deben estar presentes en la dieta de primavera, no solo porque son básicas para gozar de un buen estado de salud, si no que, además, nuestra piel encuentra en ellas unas grandes aliadas. Aportan vitaminas, minerales y agua, factores que hacen que nuestra piel esté hidratada, tenga elasticidad y un aspecto saludable.

 

Recurrir a un maquillaje más ligero y no usarlo cuando podamos hacerlo para que la piel respire más, utilizar exfoliantes y cremas hidratantes para favorecer la renovación de la piel… hay muchas cosas que podemos hacer para beneficiar la salud de nuestra piel.

 

¿Quieres saber más sobre el cuidado de la piel en primavera? No te pierdas nuestra galería Cuidados de la piel en primavera.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS