Cómo cuidar tus cosméticos y brochas de maquillaje

Los productos de belleza y las brochas que usas a diario necesitan un cuidado específico para no causarte problemas. Si eres de las que no se preocupa del tiempo que lleva abierto su maquillaje o que no limpia sus brochas y esponjas, ¡atenta!

Cómo cuidar tus cosméticos y brochas de maquillaje

Lo primero que debes saber es que los cosméticos, tanto cremas como maquillajes, tienen fecha de caducidad. No es una fecha concreta, es el tiempo que nos recomiendan su uso tras abrirlo por primera vez: su período de apertura o PAO. Viene indicado en un simbolito con forma de bote y un número dentro, el número de meses, y varía dependiendo del tipo de producto. No es recomendable usar los cosméticos una vez pasado ese tiempo por la acumulación de gérmenes que pueden pasarse a nuestra piel y provocarnos infecciones, rojeces y sarpullidos.

Recuerda que los productos líquidos tienen menor tiempo de PAO y son más propensos a la acumulación de bacterias. El maquillaje suele tener entre 12 y 24 meses, aunque varía según el producto. Por ejemplo, las máscaras de pestañas sólo tienen un período recomendado de seis meses por estar en contacto con una zona tan sensible como los ojos. Las cremas faciales y corporales recomiendan su uso durante un período comprendido entre 12 y 18 meses.

Las brochas y esponjas de maquillaje son el utensilio que más descuidamos, pero que por su uso diario sobre nuestra piel requieren mucha atención. Es recomendable lavarlas una vez a la semana mínimo, aunque si te apliques maquillaje líquido es mejor que las limpies todos los días. Para ello utiliza agua tibia y jabón neutro, aunque hay productos específicos que limpian y desinfectan, como el Brush Cleanser de Dior (15,33 euros) o el de M•A•C (12,50 euros).

Limpia la brocha siempre con las fibras hacia abajo, untando el limpiador para que cree espuma en las puntas y enjuagando con cuidado para que no pierda su forma. Déjalas secar sobre una superficie horizontal, nada de secador, y guárdalas siempre en una funda o estuche para que no acumulen gérmenes del aire.

Si sigues estos consejos ¡no tendrás que preocuparte de problemas en tu piel!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS