¿Depilación láser o con luz pulsada?

Termina definitivamente con el vello con los nuevos tratamientos de depilación. Te contamos todas las diferencias del láser y la luz pulsada.

Depilación permanente

La depilación permanente ya no es ningún sueño. Desde hace unos años muchas mujeres gozan de un cuerpo libre de vello. Actualmente existen dos métodos para debilitar el folículo piloso y acabar con el vello, ambos utilizan la luz pero no son iguales, ¿cuáles son las diferencias?

El IML (Instituto Médico Láser), uno de los centros pioneros en el uso del láser como herramienta médico-estética, nos lo aclara. Las características de los láseres (un solo haz de luz en línea recta) hacen de estos equipos herramientas muy precisas, muy exactas para determinadas utilidades, con la capacidad de proteger el tejido circundante y afectar sólo al elemento para cuyo color se ha diseñado el equipo.

 

Pero en esta exactitud y precisión, que es su gran virtud, también está su principal limitación, y es que cada láser vale exclusivamente para un tipo de tratamiento y no es apto para todo tipo de pieles. Los equipos de Luz Intensa Pulsada (varios haces de luz en todas las direcciones) son menos precisos, pero al mismo tiempo son muy versátiles gracias a la gran cantidad de tipo de luz que podemos emplear. Su principal ventaja es la versatilidad y por ello podemos tratar más tipos de piel y pelo. Su principal desventaja es que son algo menos precisos y que pueden irritar de forma más intensa la piel.

 

El Centro Médico Estético Ethia además añade que si un láser es suficientemente potente, la superficie de la piel ha de ser necesariamente refrigerada, de lo contrario, se pueden sufrir quemaduras. Por tanto, si un láser o sistema de luz pulsada no lleva incorporado un sistema de refrigeración superficial de la piel, es muy probable que no sea suficientemente eficaz y no destruya la raíz del pelo, un buen dato que nos permite identificar si un sistema de depilación es bueno o no. Puede resultar mucho más barato, pero no elimina de forma definitiva el pelo…

 

Ambas tecnologías son muy eficaces, pero para saber si nos conviene una u otra, hay que tener en cuenta el color de nuestra piel, de nuestro vello, la profundidad del pelo, si sufrimos problemas hormonales… para determinar qué equipo o técnica son las más adecuadas.

 

Hoy en día contamos con muchos avances en la materia y diversos equipos que se adaptan a todas las tipologías, incluso épocas del año, como el verano, periodo antes vetado a la depilación con estos mágicos haces de luz. Si tu pelo es negro y grueso es mejor que elijas el láser. Cuando llega a las fases finales del tratamiento, el vello es muy fino y más claro, y es aquí donde su efectividad se reduce y es preferible la luz pulsada. Además el tratamiento con luz pulsada es absolutamente indoloro y apto para un mayor número de tipos de piel.¿Qué hay de nuevo en materia depilación?

Etiquetas: depilación láser

Continúa leyendo...

COMENTARIOS