Dermoabrasión o cómo lucir una segunda piel

Se ha puesto de moda en las clínicas estéticas y cada día son más mujeres las que se decantan por esta opción para lucir una “segunda piel”.

dermoabrasión

Se ha puesto de moda en las clínicas estéticas y cada día son más mujeres las que se decantan por esta opción para lucir una “segunda piel”. Te contamos en qué consiste la dermoabrasión.

 

¿En qué consiste?

Se trata de un sistema abrasivo de arrastre que se utiliza como tratamiento de belleza, ya que consiste en, mediante una lija especial, un torno o partículas de aluminio propulsadas por el aire, eliminar las capas superficiales de la piel para acabar con las imperfecciones, las marcas de acné, las cicatrices o las arrugas. El cuerpo creará una nueva y fina capa de piel sin irregularidades.

 

Existen diferentes tipos de dermoabrasión, más o menos agresivos, que se aplican en función de la clase de lesión que tengamos en el cutis. Si tenemos manchas en la piel, probablemente, lo más adecuado sea el tratamiento más superficial. Para cicatrices y marcas más profundas, nos recomendarán los más agresivos, siempre y cuando, no tengamos la tez muy bronceada.

 

¿Se puede aplicar en todas las zonas?

Generalmente se utiliza la dermoabrasión para la piel del rostro, pero también puede aplicarse en otras zonas en las que tengamos marcas, cicatrices o imperfecciones.

 

Hay que tener en cuenta que es un tratamiento de gran impacto sobre la piel, por lo que no se recomienda para las zonas próximas a los ojos.

 

Si tienes pecas y quieres conservarlas, debes saber que esta técnica de cirugía estética puede hacer que desaparezcan, por lo que piénsatelo bien.

 

Sobre la piel muy bronceada o las que han sido sometidas a radioterapia, es peligroso aplicar este tratamiento de estética.

 

Procedimiento

En primer lugar se limpia y desinfecta la zona. Después, el cirujano estético aplica una anestesia local.

 

Una vez eliminadas las capas superficiales de la epidermis y terminado el proceso, se aplican cremas reparadoras y cicatrizantes. También es posible que nos indiquen tomar algunos antibióticos suaves para evitar infecciones.

 

Resultados

En las dermoabrasiones más profundas, probablemente, una única sesión sea suficiente. Sin embargo, en las más superficiales, necesitaremos varias sesiones, entre 3 y 6, cada 15 ó 30 días.

 

Los resultados de la dermoabrasión, al igual que en la mayoría de los tratamientos de piel, son visibles desde la primera sesión, pero hay que esperar alguna más para apreciar los logros de esta técnica.

 

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS