Día 2. Date un buen baño

Nuestra actividad para hoy te va a encantar: un baño relajante. Te mereces tomarte un respiro y dedicarte un poco de tiempo.

Día 2. Date un buen baño

Nuestra actividad para hoy te va a encantar: un baño relajante. Te mereces tomarte un respiro y dedicarte un poco de tiempo.

Olvídate de darte una ducha rápida. Tienes tiempo, así que llena la bañera con agua caliente, añade unas sales o aceites relajantes y dedícate, por lo menos, 20 minutos.

Pon tu música favorita y disfruta de ese momento relajante mientras hidratas tu piel.

¡Prepara tu baño!

- Llena la bañera de agua caliente. Debe estar entre 30º y 32º y nunca exceder los 37º. 
- Echa en el agua tus aceites favoritos para hidratar la piel y relajarte.
- Pon unas velas. O una luz tenue para crear un ambiente íntimo y tranquilo.
- Elige música relajante. Nada de sonidos que puedan romper ese momento de tranquilidad.

Y ya solo queda entrar en la bañera y olvidarte del mundo durante, al menos, 20 minutos. Cierra los ojos y disfruta.

Para terminar, actívate con una ducha fresca que tonifique tu piel y acabe con cualquier resto de jabón. Sécate con un albornoz o toalla grande e hidrátate muy bien.

¿Así sí se puede empezar el día? Ahora ya tienes las pilas cargadas afrontar tu día con buen humor. ¡Disfruta!

¿Preparada para nuestra siguiente actividad? Estate atenta a nuestro especial “Plan de Navidad” y verás la sorpresa que tenemos pensada para ti.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS