Llega el verano: 7 dudas sobre el sol resueltas por expertos

Hay cosas que toda experta del "vuelta y vuelta" debería saber. Toma nota de estos datos para aprender a utilizar la protección correctamente.

El verano anuncia días de calor intenso. Pero también un refuerzo de nuestra protección ante el sol, cuyos efectos no son tan conocidos a largo plazo. Despejamos algunas de tus dudas probables sobre el astro rey.

¿Qué diferencia hay entre UVA y UVB?

Las radiaciones tipo UVB son de corto alcance y causan daños superficiales en la piel (quemaduras, alergias). En cambio, las de tipo UVA llegan hasta la dermis, son responsables del bronceado inmediato y pueden provocar alteraciones celulares que desencadenan en lunares, pecas o melanomas.

¿SPF vs PA++++?

La protección frente a los rayos UVB se mide con SPF (factor de protección solar) que puede ir del 6 al 50; mientras que los rayos UVA se indica con PA o PPD (oscurecimiento pigmentario persistente) acompañado de un +, siendo cuatro símbolos la protección más alta. Si las siglas UVA están rodeadas con un círculo la protección también será alta.

¿Debes protegerte cuando estás morena?

Rotundamente, sí. Es uno de nuestros mayores errores. Aunque estés bronceada, debes usar protección para evitar un envejecimiento prematuro.

¿Tengo que replicarme protector con frecuencia?

"Hay que tener en cuenta que el roce de la ropa o el sudor reducen la efectividad de la crema solar. Por eso, se debe reaplicar con frecuencia (cada 2 horas, más o menos) en cuerpo y rostro. Igualmente, es importante que tengan filtros UVA y UVB, para que protejan de los daños que causan ambos tipos de rayos ultravioleta, y como novedad, que incluyan también agentes protectores frente a la luz azul del sol" comentan los expertos de NIVEA.

Sol
Imaxtree

¿Se pueden quemar todas las zonas del cuerpo?

"Los días de alta exposición, si no cuentas con protección solar para el cuero cabelludo, se puede recurrir a la del rostro y ayudar a extenderlo por la raíz con un bastoncillo. Esto evita quemarse la raya y protege el cuero cabelludo" comenta Inma Jiménez, Training Manager de Sephora España y Portugal. Lo mismo pasa con las cejas y los labios, ten en cuenta que estas zonas son delicadas y también necesitan protegerse del sol, los productos en stick para estas zonas son los más recomendables.

¿Solo nos protegen los fotoprotectores?

"No sólo los fotoprotectores nos protegen del sol: cremas de día, bases de maquillaje o polvos a menudo también incluyen SPF. No solo no pasa nada por usarlos todos, sino que además nos aseguran una mejor protección – incluso si los aplicamos en capa fina, pues actúan en sinergia", dice la Training Manager.

¿Cómo proteger eficazmente a los más pequeños?

La Dra. Christina Schepers, especialista en dermatología de Clínica Planas recalca: "La piel tiene memoria y un porcentaje muy elevado de los cánceres de piel se deben a una exposición solar excesiva. Hay que evitar la exposición solar de bebés, haciendo uso de barreras físicas (ropa y parasoles). Para las zonas que no queden cubiertas, se recomienda el uso de cremas solares minerales, sin químicos, que actúan también como barrera física".

Toma nota y disfruta de un verano sereno.

Continúa leyendo