El bronceado perfecto

Para muchas mujeres, verano es sinónimo de piel morena, pero no a toda costa. La exposición irracional al sol puede tener graves consecuencias.

bronceado perfecto

Para muchas mujeres, verano es sinónimo de piel morena, pero no a toda costa. La exposición irracional al sol puede tener graves consecuencias.

 

Es cierto que a la mayoría nos gusta broncearnos en verano y vernos diferentes, cambiar un poco el tono de piel que nos acompaña durante el resto del año. Sin embargo, un bronceado perfecto debe ir de la mano de un bronceado saludable. El primer error que cometemos es tratar de ponernos morenas en muy poco tiempo. Si pretendes conseguir una piel bronceada en solo unos días, probablemente caigas en la tentación de no utilizar protector solar o recurrir a uno muy bajo, pasarás las horas vuelta y vuelta u otro tipo de prácticas que pueden salirte muy caras. Para conseguir un bronceado perfecto, ante todo, debe ser progresivo y gradual, de lo contrario lo que lograremos será sobreexponer la piel y quemarla.

 

Otro factor que no solemos tener en cuenta es que las radiaciones solares provocan daño oxidativo, por lo que es fundamental que las cremas de protección solar tengan antioxidantes, que podemos encontrarlos en la etiqueta como vitamina E, resveratrol, extracto de romero, licopeno de tomate, etc.

 

Otra cuestión clave es la hidratación. Un bronceado duradero y bonito solo es posible en una piel hidratada: exfolia tu piel los días previos a la exposición solar y recurre a mascarillas hidratantes para prepararla. Después de tomar el sol, nunca olvides el aftersun y las cremas hidratantes.

 

¿Quieres saber más para lograr un bronceado perfecto? No te pierdas nuestra galería:Las claves para lograr el bronceado perfecto.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS