Elie Saab reinventa la rosa

Nos citamos en París con el genio libanés de la Alta Costura para conocer de primera mano su última creación: una fragancia luminosa inspirada en la reina de las flores llamada a reinar también en el universo de la perfumería. Así es Elie Saab y así es su particular (y embriagador) universo.

Elie Saab reinventa la rosa

Como las flores que se abren en las más suntuosas creaciones de Elie Saab, así se presenta Rose Couture, el nuevo código olfativo de la marca, un jugo moderno y espontáneo encerrado en su icónico frasco facetado, donde el rosa y la rosa son los absolutos protagonistas.

Nos encontramos en el showroom que la maison posee en un soberbio y céntrico edificio parisino. El diseñador nos da la bienvenida acompañado de su particular 'séquito', dos personas de confianza que no se separan de él (ni pierden detalle) en las entrevistas que tiene programadas a lo largo del día. Se nota que está cansado. No es para menos, el gran Elie Saab también es humano y la jornada, como nos confiesa, "está siendo maratoniana". Le dejamos que haga un pequeño break para beber agua y comer unas brochetas de fruta y el cronómetro empieza su cuenta atrás...

¿Cree que está todo dicho entorno a la rosa en el universo de la perfumería? No, creo que todavía hay muchas historias que contar. Para mí la rosa es una flor simbólica, sobre todo en lo que se refiere al color. Es una tonalidad que está presente en todas mis colecciones. Pero este perfume es un símbolo de feminidad total y nos hemos mantenido fieles a los ingredientes con los que empezamos hace años en el mundo de la perfumería.

Elie Saab reinventa la rosa

¿Supo desde el principio cómo quería que fuese Rose Couture? Antes de ponernos manos a la obra, siempre hacemos un briefing con todo lo que queremos transmitir. Y mi inspiración es siempre la mujer para la que diseño: muy femenina, dulce, tierna, respetuosa...

¿Se podría decir que hay una nueva mujer Elie Saab desde que confecciona ready to wearDesde luego. Si te fijas en el rumbo de mis colecciones, donde ya no solo hay alta costura, ahora la musa es más joven y en vez de presentar nuestras creaciones a través de la madre, lo hacemos a través de la hija. Porque hoy en día madre e hija llevan prácticamente la misma ropa.

¿Qué olores le gustan? En líneas generales, me gustan las cosas simples, sencillas, no soy de mezclar muchos conceptos y me gusta que un perfume huela a limpio. Odio la complejidad y me considero una persona muy cercana, que huye de las cosas sofisticadas y rebuscadas.

Es curioso, porque sus colecciones destilan lujo por todas sus costuras... Sí, pero siempre se trata de un lujo sencillo.

¿Podría hablarnos de sus recuerdos olfativos de infancia? ¡Por supuesto! De hecho, el briefing de mi primer perfume iba de eso: de mis recuerdos de infancia y de esos aromas a flor del naranjo y jazmín tan presentes.

Elie Saab reinventa la rosa

Vive a caballo entre Beirut, París y Suiza. ¿Cómo logra adaptarse a este ritmo de vida? Ya me he acostumbrado a vivir de esta manera. Hace casi 20 años que lo hago y es divertido. Además, tiene la ventaja de que nunca tienes la sensación de rutina. Cada mañana empiezo mi jornada de trabajo a las siete y media y nunca vuelvo a casa antes de la nueve de la noche.

¡Caray! ¿Y cuándo desconecta? Cuando me reúno con mi familia y mis hijos en casa. Cuando estoy con ellos cualquier rastro de estrés desaparece.

¿Cuáles son las claves de la nueva colección primavera-verano? Es fresca, joven y muy cool. Tuvo muy buena acogida cuando la presenté. Los colores, las telas, los cortes más relajados, la fluidez de los tejidos... Como en el caso de la fragancia Rose Couture, esta colección comparte los códigos de una mujer verdaderamente femenina.

Su marca vive un momento de absoluta expansión. ¿Entra en sus planes abrir tienda en España? De momento no, pero me encantaría. ¡Adoro España!

Etiquetas: perfumes

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS