Envuelve tu celulitis en frío

Cremas, geles, aceites, tónicos…ya lo has probado todo pero ves cómo tu celulitis sigue resistiendo. El frío y unas vendas pueden convertirse en tus dos grandes aliados para acabar con ella.

Vendas frias

Cremas, geles, aceites, tónicos…ya lo has probado todo pero ves cómo tu celulitis sigue resistiendo. El frío y unas vendas pueden convertirse en tus dos grandes aliados para acabar con ella.

 

El tratamiento de vendas frías para combatir la celulitis ha ido ganando popularidad en los últimos años, ya que son muchas mujeres las que lo han probado y han quedado satisfechas con los resultados.

 

Esta técnica suele utilizarse para eliminar la celulitis del abdomen, los glúteos y las piernas, principalmente, y, además, también es muy útil para reafirmar la piel y acabar con los efectos de la retención de líquidos.

 

El proceso del tratamiento es bastante sencillo: cuando te pongas en manos del experto lo primero que hará es darte un masaje drenante con una mezcla de mentol líquido, algas y otros componentes. Después, te colocará unas vendas impregnadas de ese mismo líquido alrededor de la zona que quieras tratar y te tumbarás durante media hora, aproximadamente, con una manta para calmar la sensación de frío, que es la señal de que el producto está actuando.

 

De vuelta a casa, ya sin vendas, probablemente te acuerdes de la hora en la que te decidiste por este tratamiento para la celulitis, ya que el frío se te queda metido en el cuerpo durante unas horas, pero cuando llevas un par de sesiones y empiezas a ver que los resultados se notan casi de inmediato, el frío empieza a compensar.

 

Las vendas frías están consideradas uno de los tratamientos anticelulíticos más eficaces a corto plazo, pero si quieres que sus resultados perduren, una dieta sana y ejercicio no podrán faltar en tu día a día. Si quieres saber más técnicas y trucos para reducir la celulitis, no te pierdas nuestro especial “Acaba con la celulitis”.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS