Esta es la cantidad exacta de cada producto que deberías utilizar para cuidar tu piel

Puedes ahorrarte mucho dinero…

Imaxtree

Uno de los errores de belleza más comunes que cometemos a la hora de cuidar nuestra piel es utilizar más crema de la que necesitamos al hidratar nuestra cara o, por el contrario, quedarnos cortos y no aplicar la suficiente cantidad para que llegue a ser eficaz. Las cantidades que debemos utilizar de cada producto varían mucho dependiendo del cosmético del que estemos hablando, y muchas veces no acertamos con ellas y terminamos desperdiciando producto al no saber en qué dosis aplicarlo. 

Esto puede ser especialmente problemático en el caso de cosméticos caros, que queremos aprovechar durante el mayor tiempo posible. Para que no vuelvas a equivocarte al utilizar una crema, un sérum o un contorno de ojos, te decimos cuál es la cantidad exacta que deberías utilizar de cada uno de ellos. Sabiendo esto podrás ahorrar bastante dinero, y potenciarás aun más los efectos de cada cosmético al no saturar la piel. ¡Toma nota!

 

Imaxtree

Crema hidratante: Menos es más: con la crema hidratante, con el tamaño de un guisante es más que suficiente para toda la cara. Esta dosis varía ligeramente dependiendo de la textura que tenga la crema (más untuosa, en gel...) y de lo bien que se extienda sobre el rostro con un ligero masaje. Con este producto conviene no pasarse: si aplicamos más de lo necesario, saturaremos la piel y taponaremos los poros, provocando la aparición de granitos. Con una aplicación por la mañana y por la noche es más que suficiente.

Contorno de ojos: El contorno de ojos requiere de especial atención por ser una zona muy delicada, aunque para tratarlo de forma correcta basta con aplicar en cada ojo el equivalente a un grano de arroz de producto. Enfríalo para que sea más efectivo.

Sérum: Si por algo destacan los sérums y aceites es por su alta concentración de ingredientes. Por ello, con utilizar 2 o 3 gotas de este cosmético en el rostro es más que suficiente. Añade una más para incluir el cuello y... ¡listo!

Pexels

Desmaquillante: Para una limpieza en profundidad por la noche se recomienda seguir un ritual de dos pasos: primero con un limpiador con base de aceite (agua micelar, bálsamo…) y después con un limpiador con base acuosa (gel, jabón…). Eso sí, para cada desmaquillar la piel en cada uno de los dos pasos te bastará con una pequeñísima cantidad, equivalente a una moneda de 20 céntimos de euro por producto.

Champú: por lo general todos utilizamos más champú del que realmente necesitamos, lo que vuelve nuestro pelo más graso. Para limpiar el cabello basta con el equivalente a una moneda de dos euros, que debe concentrarse en la raíz. Para el resto del pelo, basta con agua y los restos de champú que ésta arrastre.

Protector solar: Con el protector solar no conviene quedarse corto… Es recomendable utilizar la cantidad de producto que cabe en una cuchara de postre para cubrir bien la cara, el cuello y el escote. Y recuerda, debes reaplicarlo cada cierto tiempo, para evitar quemaduras.

 

Continúa leyendo