Estas son las zonas del cuerpo en las que reside la seducción

Cautivar y fascinar a alguien siempre es más fácil cuando se apela a los instintos. Por eso, el olor es uno de los puntos clave en el ritual de la atracción.

BOSS THE SCENT

Durante los Prix de la Moda Marie Claire 2016, celebrados ayer en el renovado Florida Park de Madrid los invitados tuvieron la oportunidad de fotografiarse con Boss the Scent, la nueva fragancia femenina de Hugo Boss. Apelando a los sentidos y a la seducción, Boss quiso que los invitados a la gala pudieran probar en primera persona el poder de atracción de la nueva fragancia femenina de la marca.

¿Qué son las zonas pulsátiles?

Las zonas pulsátiles juegan un papel esencial al potenciar la intensidad de la fragancia. Identificadas a través del cuerpo como áreas de mayor calor, intensifican el aroma de la fragancia y dejan que éste se extienda para revelar todo su potencial. Para las mujeres, las zonas pulsátiles más seductoras donde aplicar la fragancia son la nuca, detrás de las orejas, el escote, las muñecas y los tobillos. Los hombres pueden aplicarse la fragancia en el torso y los bíceps, para liberar toda la intensidad de la fragancia. 

El cuello. El famoso dicho de que las mujeres deberían llevar perfume donde les gustaría ser besadas es significativamente relevante para dicha parte del cuerpo. Como zona pulsátil destacada, cuando un aroma se aplica en el cuello, éste crea un impacto inmediato. Para un mayor efecto, la piel debe estar hidratada para así ayudar a que la fragancia perdure durante más tiempo mientras se acerca a la seductora curva del cuello. BOSS también recomienda  aplicar la fragancia detrás de los lóbulos de las orejas, donde la piel es más flexible para que permanezca durante más tiempo.

El escote. El escote se considera frecuentemente el corazón de la seducción femenina. Para aumentar el poder de cautivar, BOSS recomienda aplicar la fragancia sobre la base de la garganta, la clavícula, los hombros y el pecho. El delicado trío formado por las  suaves líneas esculturales, curvas naturales ascendentes y descendentes, ofrecen a la fragancia el lienzo perfecto para incitar a una poderosa atracción.

 

Las muñecas. El interior de las muñecas es la zona pulsátil más conocida. Con los vasos sanguíneos cerca de la piel, el calor emana y el aroma de la fragancia se intensifica, dejando que las diferentes notas se desenvuelvan lentamente con el tiempo. Después de su aplicación es conveniente evitar frotar suavemente las muñecas puesto que la fricción y el calor incrementan la interacción entre la fragancia y los aceites naturales de la piel, favoreciendo la evaporación de las delicadas notas de salida.

Los tobillos. Según los perfumistas modernos, los tobillos son un lugar ideal donde aplicar una fragancia, ya que permiten que el olor se eleve y proporcione un efecto más duradero. Además de ser otra zona pulsátil, los tobillos son un área en constante movimiento, activando la fragancia a lo largo del día. Para un elegante toque final, BOSS recomienda alzar los tobillos con unos zapatos de tacón y así enfatizar el poder de la seducción de BOSS THE SCENT for her.

El torso. El torso es la mayor zona pulsátil de un hombre, justo debajo del corazón que ayuda a difundir el aroma de manera sutil y uniforme. Para ensalzar la seducción el aroma debe ser accesible a los demás, a la vez que reconocible pero sin ser demasiado intenso para quien lo lleva.

Los Biceps Los brazos son uno de los primeros rasgos físicos en los que una mujer se fija de un hombre, además de un verdadero signo de masculinidad. BOSS recomienda aplicar BOSS THE SCENT for him en los biceps para invitar a que la mujer se acerque a admirar las líneas definidas de los hombros y la parte superior de los brazos. Para lograr que aumente la duración de BOSS THE SCENT en otras zonas que no sea el cuello, es conveniente vestirse tras aplicar la fragancia, atrapando así las notas corazón y de fondo entre la piel y la ropa. Igualmente, la proximidad del interior del codo, otra zona pulsátil, es ideal para una difusión más duradera.

Durante el camino hacia la seducción, el corazón empieza a palpitar más rápido y esas zonas pulsátiles emanan calor corporal, difundiendo suavemente la fragancia y dejando que la otra persona se acerque para descubrir más. Con la seducción como centro, BOSS THE SCENT y BOSS THE SCENT for her participan en un juego de iguales, acercándose.

Provocada por una atracción inicial, la fragancia se desarrolla gradualmente, permitiendo el descubrimiento de notas ocultas de su fondo. Desprendiendo calidez y sofisticación, la seductora fragancia envuelve el juego de la seducción en sus diferentes fases, desde la atracción a la seducción y, finalmente, la adicción, con una irresistible y potente combinación de ingredientes.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS