Isabelle D'ornano, la última gran dama de la cosmética de lujo

Inteligente, audaz, intuitiva, divertida y elegante son solo algunos de los adjetivos que la definen.

1

"En busca de la creación y la excelencia sin intentar parecerse a nadie", este ha sido siempre el lema de Sisley, la maison de culto que nació en 1976 y revolucionó el mundo de la cosmética con exclusivas (y eficaces) fórmulas basadas en el poder de los extractos naturales de las plantas. Pero como en cada historia de éxito, nada ha sido fruto del azar. Porque detrás de esta marca hay una historia de esfuerzo y dedicación al trabajo en familia, capitaneada por Hubert e Isabelle d'Ornano. Nos reunimos con ella con motivo del lanzamiento de La belleza compartida (Félix Torres), un libro que cuenta los orígenes y los valores de esta noble familia...

A la familia d'Ornano siempre les ha gustado compartir...

Sí, es algo que sin duda hemos cultivado a lo largo de nuestra vida: con la familia, los amigos, las clientas y los casi 5.000 trabajadores de Sisley. Estamos muy cerca de ellos y esto es un privilegio de las empresas familiares.

La fitoterapia y la belleza a través de las plantas fue una idea inédita y muy innovadora en 1976.

Cuando empezamos mi marido siempre decía: "¡Hay tantas posibilidades en las plantas y tanto por descubrir todavía!". Sin duda, no se equivocó.

¿Y por qué hay que cuidarse la piel?

Esto que parece obvio es esencial. Porque solo tenemos una piel y cuanto antes empieces a cuidarte mejor. Antiguamente, uno no se cuidaba tanto, pero hoy en día no hay razón para no tener una buena piel.

¿Cuál es el mayor enemigo de la piel?

Seguramente el estrés, aunque es muy difícil de evitar por el estilo de vida que llevamos. También la polución, el medioambiente, el sol... ¡Son tantos factores!

¿Qué tienen sus productos que crean adicción?

Esto siempre nos lo dicen... Nuestro lujo siempre ha sido hacer productos excelentes. Tenemos el privilegio de ser una marca cien por cien familiar, así que no tenemos la obligación de sacar un numero determinado de lanzamientos al año. Cada uno tiene una razón de ser. Es verdad que son caros, pero esto nunca ha sido un freno en Sisley.

Las muestras gratuitas también han sido uno de los secretos de su éxito.

Sin duda. Siempre pensamos que la publicidad llegaría más tarde y que primero teníamos que dar a probar nuestros productos. '¡Tenemos que ser los que más muestras demos!', repetía siempre Hubert. Y así conseguimos fidelizar a nuestra clientela que, después de probarlo, volvía a comprarlo. Y también se han caracterizado por testar los productos en su propia piel.

¿En qué hace más hincapié Isabelle d'Ornano?

Yo le doy mucha importancia a las texturas, porque creo que es parte del placer y al final esto también forma parte de lo que la crema va a hacer por ti. Si utilizas un producto que te va bien, tu piel está confortable y no lo rechaza, ¡ya es increíble!

¿Cuál es el producto al que se mantiene fiel?

All day all year es una crema que utilizo todos los días, algo así como un escudo contra el envejecimiento externo que te protege de la polución, del sol, de la luz... y permite a tu organismo trabajar como tiene que trabajar. A tu edad y a la mía.

¿Hacia dónde se dirige el mundo de la belleza?

Yo creo que en cosmética hay que quedarse en todo lo que es muy sano y aprovechar los descubrimientos de la ciencia. Y una cosa está clara: ahora es más difícil hacer un producto que hace 20 años porque todo está muy reglamentado.  

¿Y cuáles son las próximas novedades en Sisley?

Tenemos unos cuantos lanzamientos este otoño como Soir d'orient, un perfume muy distinto a los que teníamos hasta ahora, también Supremÿa Baume, una versión más enriquecida de la crema Supremÿa, un nuevo eyeliner...

Etiquetas: cosmética

Continúa leyendo...

COMENTARIOS