Kate King, a flor de piel

Además de musa de Dolce & Gabbana, es una de las 'top' más cotizadas del momento. Hablamos con ella sobre la fórmula de la felicidad.

Kate King, a flor de piel

Es la niña mimada de los diseñadores italianos y a su lado ha crecido como profesional y como persona. La modelo canadiense, de solo 23 años, está "viviendo un sueño" al ser la embajadora de Eau de Parfum Dolce, de Dolce & Gabbana. Hablamos con Kate sobre la felicidad, de su pasión por las fragancias, de sus trucos de belleza para convertirse en una de las top más cotizadas del momento y nos confiesa cuál es su mejor secreto para seguir comiendo chocolate, su mayor capricho. "Es mi placer más culpable, por eso me gusta convencerme de que en realidad es muy saludable", explica.

Un mundo de sensaciones

¿Cómo se sintió cuando supo que iba a ser embajadora de Eau de Parfum Dolce? Fue uno de los mejores momentos de mi vida. Cuando Domenico me dio la noticia, estaba en el estudio trabajando con ellos y lo mencionó de forma casual. Estaba tan abrumada por la emoción que al principio no me lo creía. Era como si estuviese en un sueño.

¿Qué le aportó la primera vez que la olió? Felicidad, paz, relajación... Me enamoré de ella inmediatamente. Es una fragancia muy ligera, pero bastante compleja al mismo tiempo, porque tiene muchos ingredientes diferentes y únicos a la vez. La nota más especial es el Amaryllis blanco, ya que nunca antes se ha utilizado en perfumería y la hace exclusiva. También me encanta cómo se funden los aromas del lirio, el narciso y el neroli, todos hacen que sea única.

Si esta fragancia fuera una prenda de vestir, ¿cuál sería? Tiene muchas cosas en común con un bolso de mano, porque los dos son muy importantes para completar un look. Creo que el bolso Sicily, de Dolce & Gabbana, en color rosa, sería el ejemplo perfecto.

¿Se considera una mujer tan alegre como esta fragancia? ¡Absolutamente! Una fragancia trae felicidad no solo a la persona que lo lleva, sino también a los que están a su alrededor.

Me figuro que a la hora de elegir un modelo también juega un papel importante el aroma que se va a llevar. Es un complemento más. ¿Cómo elige una determinada fragancia? Es muy importante para mí, porque me aportan un extra de confianza, porque me hacen sentir completa. Es lo último que me pongo para rematar el outfit. Es un paso crucial antes de salir, el olor de Dolce se ha convertido en una parte de mí y de mi estilo.

Kate King, a flor de piel

En la creación de esta fragancia se han utilizado esencias tradicionales. ¿Es usted una mujer clásica? No sé si me describiría así, pero sí que me siento muy identificada con películas tan tradicionales como Harold y Maude (1971), al igual que con personajes icónicos como Brigitte Bardot o Jane Birkin.

Lo que está claro es que un aroma aporta recuerdos de todo tipo. ¿Hay algún aroma que le levante el estado de ánimo o que le traiga a la mente algún recuerdo especial? El olor a mar siempre me anima porque me calma y me recuerda a las vacaciones. Y el olor de la cocina de mi padre es un aroma muy especial porque me lleva de vuelta a casa.

¿Y es fiel a una misma fragancia? Absolutamente. Me gusta cuando mis amigos reconocen al instante el aroma y me dicen: ‘¡Oh dios mío!, huele a ti’.

Una curiosidad, ¿qué zonas del cuerpo perfuma? Aquellas en las que se siente el pulso.

En la campaña publicitaria de Dolce Rosa Excelsa, usted ha trabajado con Sofía Loren, una mujer sexy, elegante y divertida. ¿Qué tiene en común con ella? Son tan pocas las personas que han tenido la oportunidad de trabajar con ella que para mí fue un honor. Sofía es un icono, así que no podría ni siquiera imaginar que me comparasen con ella.

Musa de la belleza

¿Qué es lo que más ha cambiado en su vida desde que empezó a trabajar en el mundo de la moda? Sin duda, la hora de viajar. Soy muy afortunada por tener la oportunidad de explorar diferentes partes del mundo y conocer a su gente, sus culturas, a las familias y sus historias. Para mí ha sido revelador porque me ha ayudado a descubrir cosas sobre mí que no sabía.

Cuando se va de viaje, ¿cuáles son los productos de belleza que siempre lleva? No puedo viajar sin mi perfume y sin un aceite de coco que utilizo tanto para el cabello como para la piel. También estoy obsesionada con la hidratación, así que siempre me llevo la crema Aurealux, de Dolce & Gabbana, y un buen bálsamo para hidratar los labios. Ahora mi favorito es el de la firma australiana Paw Paw.

Kate King, a flor de piel

Los viajes y los cambios de temperatura estropean la piel, ¿tiene algún truco para evitarlo? De modelo he aprendido lo importante que es encontrar un ritual de cuidado que le funcione a tu piel. La mía responde mejor a las rutinas sencillas, aunque voy cambiando dependiendo de la época del año. Los tratamientos para el cuidado facial de Dolce & Gabbana son realmente buenos, la máscara Aurealux es mi producto favorito para rehidratar la piel después de un día en la playa. Cuando no estoy trabajando trato de darle un descanso a mi piel y rara vez uso maquillaje. Siempre digo que cuanto menos pongas en tu cara más feliz será tu piel.

Así, rápidamente, ¿nos puede dar un consejo de belleza? Menos es más.

Al asistir a un evento, ¿se arreglaría usted misma? ¡Sí! Conecto la música, preparo el tocador con el maquillaje y me divierto mientras me arreglo.

¿Y cómo definiría su estilo delante del espejo? Durante el día es ligero y más natural, pero para la noche me gusta ser más audaz y personalizarlo con unos labios rojos.

¿Practica algún deporte para mantenerse en forma? Me gusta hacer ejercicio sola, es muy terapéutico para mí. Me encanta practicar todo lo que está relacionado con el pilates y los entrenamientos con pesas.

Termino, ¿qué es lo que le hace feliz? Hay muchas cosas, pero si tengo un mal día o estoy estresada, mi madre es la primera persona a la que llamo para que me levante el ánimo.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS