Labios Golosos

Son sensuales, seductores, bellos y, también, ultradelicados. Por ello, los labios exigen cuidados especiales para mantenerse frescos, jugosos y definidos.

marie-claire.es. 7 de abril de 2008

Labios GolososLos labios constituyen, junto con el contorno de los ojos, la zona más vulnerable del rostro. Especialmente sensibles a factores ambientales como el viento, el sol, el frío o el calor y proclives a las calenturas cuando disminuyen las defensas (por la fiebre, el estrés o ciertas enfermedades), tienen además todas las papeletas para envejecer antes de tiempo.

La naturaleza, en efecto, no ha sido generosa con esta zona que sólo con tres comidas diarias mastica 2.000 veces al día. Su piel, que es extremadamente fina y delicada, posee un estrato córneo con 3 ó 5 capas de células muertas, frente a la cara, que cuenta con 12 ó 15. Pero los agravios no acaban aquí.

Mientras la piel del rostro se renueva cada 28 días, la de los labios lo hace cada 3 ó 5, dando lugar a descamaciones y pequeñas asperezas. Por si fuera poco, carece de glándulas sebáceas que produzcan lípidos, impidiendo la formación de un filme hidrolipídico eficaz que proteja, impermeabilice y preserve la hidratación necesaria para evitar fisuras y sequedad.

El 'Bálsamo de Labios', de La Mer (52 ?), aísla de las condiciones externas, posee un suave efecto analgésicos e hidrata de inmediato. Altamente nutritivo, tiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antioxidantes, regeneradoras y curativas.

La zona O


Cuando se habla de envejecimiento de los labios, hay que incluir también la zona que los rodea, que abarca el mentón y los músculos de alrededor. Sólo con esta visión integral preservaremos la suavidad de los labios y el deterioro de su contorno, responsable en última instancia del aire triste y deprimido que adquieren con los años. A partir de los 45, los labios se afinan paulatinamente, resultando menos densos y carnosos. La pérdida de firmeza altera la definición de su perfil, dando lugar a la aparición de pequeñas arruguitas que se conocen con el antiestético nombre de código de barras.

La piel se resiente de la gran movilidad de la zona, marcando además los surcos nasogenianos (pliegues que se forman entre la comisura de los labios y las aletas de la nariz), cuyas arrugas se pronuncian con el paso de los años.

Para prevenir y suavizar su aparición, prueba 'Ultra Correction Lip', de Chanel (47 ?), tratamiento integral para la zona de la boca que alisa, reafirma e hidrata.


Mucho volumen


Las estadísticas lo dicen. Una de cada dos mujeres considera que sus labios son más finos de lo que quisiera. Sin embargo, el aspecto carnoso de la boca depende de la genética y de la edad.

Angelina Jolie, por ejemplo, debe su forma a la herencia paterna, pero incluso ella comprobará cómo sus labios se afinan a partir de los 40. El volumen se debe a la presencia de una dermis gruesa, muy densa en fibras elásticas y de sostén. Sin una capa grasa subcutánea de apoyo, los labios sufren la falta de firmeza, un fenómeno que comienza a partir de los 30 y se debe al paulatino descenso en la producción de colágeno.

La influencia de las agresiones externas acelera este deterioro interno, en el que se rompen las fibras elásticas y el colágeno se deteriora. Existen productos como 'Volumax Triactive', de Phergal (15,95 ?), con retinol, ceramidas y extracto de rosa mosqueta que prometen una acción voluminizadora con 29 días de tratamiento. 'Collagenist Lip Zoom', de Helena Rubinstein (38 ?), tiene por objeto redensificar los labios, al estimular la producción de colágeno.

Útiles muy útiles

Cada vez es más fina la línea divisoria entre el tratamiento propiamente dicho y la función de mero producto de maquillaje de las barras de labios.


? Bálsamos. Se presentan en sueros, geles o sticks. Los más básicos acondicionan, hidratan y protegen. Los más sofisticados previenen el envejecimiento porque rellenan y disimulan óptimamente las arrugas, estimulan la producción de colágeno y forman una película aislante que protege, evitando que se desplace la barra de labios.

'Perfectionist Correcting Concentrate for Lip Lines', de Estée Lauder (42 ?), cumple con esos objetivos.

? Lipsticks. Se han convertido en una fórmula sólida de tratamiento que, aparte de decorar, aporta todos los beneficios de un bálsamo. Las barras de labios actuales incorporan extractos vegetales (oliva, miel, karité), para restaurar la película hidrolipídica; vitamina E, para combatir el envejecimiento; vitamina C, para revitalizar las mucosas; pantallas que aseguran la protección, etc. La fijación, difícil de conciliar con todas estas propiedades, está asegurada con la presencia de resinas que forman una película adherente y por complejos antimigración.

El volumen se consigue gracias a la inclusión de microesferas, que rellenan los surcos o se inflan con la saliva, dotando a los labios de una apariencia más pulposa. Se consigue también por la eficacia de activos que estimulan la síntesis de colágeno, por el juego óptico de nácares reflectantes y por la presencia de aceites ligeros, gelatinas y geles de efecto lupa. 'Le Rouge Absolue', de Lancôme (23 ?), se encuadra dentro de los que reúnen las cualidades decorativas de un labial y los beneficios tratantes de un bálsamo.


? Acuarelas. Se trata de nuevas fórmulas para pintarse los labios, inspiradas en los tapones de tinta. Sirven para mancharlos con un halo mate, transparente y de larga duración. Sus texturas, exentas de grasa, poseen un alto contenido en pigmentos colorantes.


? Perfiladores. Los destinados a los labios contienen más ceras, por lo que resultan más cremosos. Marcan el perfil, corrigen asimetrías y rellenan, si se precisa. Su amplio colorido permite armonizar con el lipstick, evitando rayas contrastadas, que no se llevan. La gama está compuesta por lápices más o menos gruesos, portaminas e instrumentos bipolares provistos de pincel. Las minas con textura en gel sirven para llevar con el brillo de labios, sin temor a crear una línea oscura y artificial. Se pueden utilizar para definir la boca y sellar el brillo o, bien, para rellenar la superficie y alargar su permanencia.


Las minas con nácares, por su parte, ofrecen las mismas prestaciones con los labiales irisados. 'Crayon Pour les Lévres', de Guerlain (17,50 ?), es perfecto para delinear el arco de Cupido porque tiene el color de la piel y lleva nácares rosas y blancos.


Continúa leyendo...

COMENTARIOS