Las claves para combatir el insomnio (sin fármacos)

Dormir es un arte que tiene su técnica si queremos que el descanso sea completo y placentero. Sin embargo, hay errores muy habituales que perjudican nuestro sueño. Te hablamos de ellos y te damos las claves para solucionar los problemas de insomnio.

Unsplash

Dormir es un arte que tiene su técnica si queremos que el descanso sea completo y placentero. Sin embargo, hay errores muy habituales que perjudican nuestro sueño. El 15 de marzo, con motivo del Día Mundial del Sueño, es el momento perfecto para hablar de uno de los problemas de la sociedad actual: la conciliación del sueño.

Cada persona tiene sus gustos, preferencias y manías a la hora de dormir, pero debemos tener en cuenta que hay hábitos, posturas y costumbres que perjudican nuestra salud y empeoran la calidad del descanso. ¿Sueles dejar el móvil encendido cerca de la cama? Es uno de los errores más comunes. Según el doctor Eduard Estivill, especialista europeo en Medicina del Sueño defiendo que "el uso de aparatos electrónicos antes de dormir es una práctica totalmente inadecuada que resulta contraproducente para conciliar el sueño" Además, se desaconseja utilizar el ordenador, el móvil o la tablet al menos dos horas antes de dormir, ya que está comprobado que estos dispositivos electrónicos reducen la producción de melatonina, hormona que regula el ciclo del sueño. Así que si lo que quieres es descansar bien aléjate de los aparatos electrónicos tiempo antes de dormir.

No tener unos horarios fijos para acostarnos, dormir boca abajo o muy encogidos son prácticas que también repercuten negativamente en el descanso.

Ahora que ya sabemos cuáles son los puntos negativos que afectan a tu sueño, vamos con el estado de la cuestión. ¿Quieres conseguir conciliar el sueño sin necesidad de pastillas? El psicólogo Carlos Antonio Rodríguez Méndez, responsable del área de Psicología y Mindfulness de Slow Life House nos da las claves para prevenir y controlar el insomnio.

 

8 Claves para conciliar el sueño (sin fármacos)

1. Aumenta la capacidad de resiliencia.

No debes echarle toda la culpa de lo que ocurra durante el día al insomnio y evalúa que otras cosas han podido causar bajos rendimientos. No debes de darle tanta importancia a los problemas y busca una solución. Recuerda que el sueño es un proceso fisiológico y nunca debemos forzarnos a dormir si nuestro cuerpo no quiere.

2. Normaliza el problema.

Una noche sin dormir no produce un problema significativo de nuestro rendimiento en el trabajo. Sólo entre el 10 y el 28 % de la población, declara que el insomnio es frecuente y lo califican como grave. Sin embargo el 6 % ha sido diagnosticada de insomnio, por lo que no debes preocuparte si se trata de una mala noche.

3. Escucha tu cuerpo.

Al igual que otros trastornos, el insomnio es un mensajero de importantes noticias, un mensajero imposible de eliminar. Mantenernos despiertos puede ser señal de que debemos de preocuparnos por cosas que haya que resolver. Además el insomnio es también un importante síntoma de la presencia de algún trastorno psicológico. La solución más efectiva es pedir ayuda profesional a la hora de afrontar el insomnio al igual como otros trastornos psicológicos.

4. Hacer un diagnóstico.

El Manual de Diagnóstico de Enfermedades Psiquiátricas, clasifica el insomnio dentro del grupo de trastornos de sueño-vigilia. Conocer y analizar el tipo de desorden que presenta tu cuerpo, es necesario para una valoración médica adecuada, ya que todos los desordenes no son iguales.

5. Mejora tus rutinas.

La higiene del sueño no es eficaz por sí sola, aunque se trata de un complemento de las técnicas de los tratamientos de insomnio. El control de estímulos, la restricción del tiempo en la cama, practicar técnicas de relajación, cena ligero… son la base para una rutina sana. Y sobre todo repite cada noche una rutina fija de acciones antes de irse a la cama.

6. Crea un ambiente relajado y agradable.

El espacio de descanso debe estar adecuado, para descansar. Consigue una habitación con una temperatura adecuada, sin luz y en completo silencio. El colchón es otro elemento importante del sueño, ya que deberá tener las medidas adecuadas para permitir movimientos con total libertad. El pijama debe ser holgado y cómodo en cuanto a texturas para no sufrir ni frío ni calor.

7. La importancia de los horarios.

Establece horarios regulares para dormir y despertar. Dormir más o menos las horas recomendadas nos pueden llevar a presentar niveles de hiperactividad. Las horas adecuadas de sueño para un adulto oscila entre las 8 horas.

8. No abuses de los fármacos.

Ten cuidado con el abuso de fármacos, aunque gracias a ellos solucionen el tema del insomnio, a largo plazo son un peligro.

CONTINÚA LEYENDO