Olivia Bee y su tribu: Anaïs Girls

La fotógrafa Olivia Bee realiza la campaña de prensa y televisión del perfume «Anaïs Anaïs Premier Délice», de Cacharel

Olivia Bee con Sara Moon

La marca de prêt-à-porter Cacharel, fundada en 1962, lanzó  el perfume Anaïs Anaïs en 1978. El frasco blanco y opaco, inspirado en una botella de perfume antigua, imitando el ópalo, no tenía precedentes, y refleja todavía hoy una sensibilidad vintage moderna, de la que Cacharel fue una de las primeras abanderadas. Aquel perfume primero, Anaïs Anaïs, quedó para siempre en la retina de millones de mujeres gracias a las evocadoras imágenes de la gran fotógrafa Sara Moon, que creó un universo de luz y sensibilidad que contribuyó al éxito de una fragancia dulce y tierna, a base de flores blancas, que nació en los tiempos del punk.

Por entonces, las adolescentes se enamoraban de John Travolta, se decoloraban el cabello como Debbie Harry y se rebelaban escuchando a David Bowie. Fue el año en que se lanzó el Walkman, y en esas mismas fechas nacieron 143 niñas francesas que recibieron el nombre de Anaïs. Durante sus primeros cinco años en el mercado, se vendieron 35 millones de frascos, y entre 1982 y 1985 Anaïs Anaïs fue la fragancia más vendida del mundo. Aun hoy, en Francia, es la primera fragancia que usan las niñas, y sigue siendo una de las más vendidas en Reino Unido.

Primera campaña de Anaïs Anaïs

De 1982 a 1985, ya eran más de 6.000 las niñas llamadas Anaïs. En la actualidad, esta cifra ha crecido hasta las 100.000, de las que 6.000 nacieron en 1994. Estas jovencitas llamadas Anaïs son hijas de las mujeres que recibieron la fragancia como su primer perfume, allá por los años 70, y son igual de rebeldes, componiendo un movimiento creativo, sin prejuicios, conocido por #girlstribu.Ahora, Cacharel ha puesto en marcha la edición inaugural de #Girlstribu, creada para conmemorar el 35º aniversario de la fragancia «Anaïs Anaïs L’Original» y para presentar su nueva interpretación: «Anaïs Anaïs Premier Delice». Las dos fragancias exaltan la fuerza de la feminidad y el romanticismo. Las chicas de hoy que encarnan esa esencia son mujeres jóvenes y creativas. Entre ellas, Olivia Bee, 19 años, representante de esta nueva generación y creadora de la imagen del nuevo perfume.

Lanzamiento para la nueva generación

Campaña de Olivia Bree

Olivia Bee sabía exactamente qué tipo de chicas buscaba para protagonizar la nueva campaña de Anaïs Anaïs. Al final fueron siete chicas, y casi todas tienen memoria de la fragancia. Sophie, 21 años, de Inglaterra, recuerda: “Anaïs Anaïs es el perfume que mi madre utiliza desde siempre, y por eso la fragancia me recuerda a mi niñez. Cuando me eligieron para participar en la campaña, se puso contentísima.” A Mathilde, 22 años, de Francia, le ocurre algo parecido: “Somos cinco hermanas, y cada una de nosotras, en vísperas de convertirnos en adolescentes, recibíamos el mismo regalo: Anaïs Anaïs.” Y Zana, 18 años, holandesa, confirma: “De pequeña, mi madre solía poner Anaïs Anaïs sobre mi almohada. Ella empezó a utilizarla a los 17 años, y hasta hoy. Cuando cumplí los 13, me regaló mi primer frasco de Anaïs Anaïs.”

Olivia Bee, la joven fotógrafa directora de la campaña de la nueva fragancia, cree que Anaïs Anaïs es un mito reinventado para las jóvenes de hoy. “Cacharel es una marca con una larga historia, y que me encargaran la creación de la nueva campaña fue un honor. Anaïs Anaïs es el símbolo del descubrimiento de nuestra propia feminidad. Representa un sentimiento de ligereza y naturalidad, pero también de descubrimiento y renacimiento”. A la hora de definir la nueva fragancia, afirma: “La fragancia de Anaïs Anaïs L’Original me recuerda al verano, estar en un campo de flores mirando las nubes, totalmente feliz de ser una chica. Nos conecta con la transición de la niñez a la edad adulta que toda niña experimenta. Es como uno de los primeros pasos antes de convertirse en mujer adulta.”

Por su parte, “Anaïs Anaïs Premier Délice es una fragancia más atrevida y apetitosa.” Olivia Bee concibió la campaña como “un intento de crear un bonito mundo de fantasía accesible para las chicas. El equipo y yo trabajamos conjuntamente en el concepto y después dejé volar mi imaginación con las flores y el encaje y el cabello revuelto y el arco iris y los rayos de sol.” La jovencísima fotógrafa (comenzó a los 15 años) cree que ser considerada la voz visual de una generación “es algo grande. Las trabas por ser joven e inexperta no merecen ni una opinión, son una estupidez.” Al abrir los ojos, ve “un mundo muy emocionante”, que comparte con amigas a las que, como a ella, les gusta “vestir como si flotáramos en el aire, ir a sitios bonitos, escuchar música en la oscuridad con las ventanas cerradas…”

Las fragancias

Anaïs Anaïs L’Original

Tierna, pura, sensual, romántica e inolvidable. Así es Anaïs Anaïs L’Original. Paul Léger, el creador de fragancias para Firmenich en la época, fue el primero en proponer un ramo de flores blancas evocando la esencia de un lirio. El lirio reunía los aspectos claves del proyecto: símbolo de juventud, nobleza, feminidad y eternidad.

Aunque la fragancia de esta enigmática flor es naturalmente poderosa, ningún proceso industrial podía extraer su esencia. El perfumista tuvo que estudiarla cuidadosamente, pasar horas frente a ella para analizar todas sus facetas, colores y matices: su frescura, casi verde, olor crujiente similar al lirio del valle; su nota pimentada, casi pesada, entre la nota de clavo y vainilla; después, el olor de la piel en el sol, de flores exóticas, donde la nota de jazmín se mezcla con notas animales. Robert Gonnon, Raymond Chaillan y Roger Pellegrino contribuyeron para transformar la flor “botánica” de Paul Léger en una fragancia delicada y poderosa. Notas olfativas: Acorde de Madreselva / Acorde de Jacinto / Absoluto de Jazmín / Acorde de lirio / Acorde lirio del valle / Acorde de Almizcle / Acorde de musgo / Esencia de vetiver / Absoluto de yemas de grosella negra.

Anaïs Anaïs Premier Délice

Irresistible, vibrante, azucarada, crujiente, fresca y alegremente romántica, Premier Délice habla el idioma de las chicas de hoy. Creada por Dora Baghriche y Olivier Cresp en Firmenich, Premier Délice se basa también en flores blancas, pero acompañadas de otros colores. Propone “una ráfaga cálida, una brisa delicada y un revoleteo de miles de mariposas impalpables alrededor de un exquisita mezcla de frutas.” Las más bellas peras están aquí: la lisa y fina Bartlett; la jugosa pera Comice; y la casi granulada pera Passe Crassane. Una gota de azúcar y una frescura helada añaden vivacidad a su pulpa blanca, un poco de vainilla las envuelve formando un caramelo. Notas olfativas: Acorde de pera verde / Esencia de bergamota / Esencia de naranja / Acorde de peonía blanca / Absoluto de jazmín / Acorde de fresa / Acorde de cacao / Ambrox / Esencia de madera de cedro rectificada.

Continúa leyendo...

COMENTARIOS