Piel perfecta: exfoliación

El cuidado de la piel es muy importante y requiere varios pasos y tratamientos básicos. La exfoliación es uno de ellos, sin embargo, es de los más olvidados.

exfoliantes

El cuidado de la piel es muy importante y requiere varios pasos y tratamientos básicos. La exfoliación es uno de ellos, sin embargo, es de los más olvidados.

 

Exfoliar la piel tiene muchas ventajas, ya que permite la regeneración celular, lo que hace que la dermis luzca con más elasticidad y un aspecto más bonito. Muchas mujeres asocian la exfoliación de la piel con la llegada del verano para conseguir un buen bronceado, sin embargo, los tratamientos exfoliantes son necesarios en cualquier época del año.

 

Para lucir una piel suave el mejor tratamiento es la exfoliación. Además, debes tener en cuenta que, con la piel exfoliada, las cremas y otros cosméticos hacen más efecto porque son absorbidos mejor.

 

Otro aspecto fundamental que no podemos pasar por alto es que no debemos recurrir a la exfoliación más de dos veces por semana, en el caso de tener una piel grasa, y una vez a la semana si tenemos la piel seca.

 

El proceso es muy sencillo: basta con lavar primero la piel del rostro o del cuerpo con agua caliente. Después, aplicamos el producto exfoliante (existe una gran variedad en las tiendas tanto para diferentes tipos de piel como olores, propiedades, etc) y masajeamos con él incidiendo en las zonas que más lo necesitan. A continuación, aclaramos.

 

Si tu bolsillo no pasa por su mejor momento y quieres optar por opciones naturales, caseras y económicas, no te pierdas nuestra galeríaExfoliantes caseros para la piel.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS