Ponerse morena: bronceada en un abrir y cerrar de ojos

Cuando alguien piensa en ponerse morena, lo ideal es imaginarse en la playa, tomando el sol y disfrutando del ruido del agua de fondo. Sin embargo, existen soluciones de emergencia.

Cuando alguien piensa en ponerse morena, lo ideal es imaginarse en la playa, tomando el sol y disfrutando del ruido del agua de fondo. Sin embargo, existen soluciones de emergencia para lucir una piel bronceada.

 

Una ceremonia, un evento especial o el primer contacto con la piscina o la playa para tomar el sol. Sea cual sea el motivo, muchas mujeres prefieren lucir una tonalidad bronceada que borre, de un plumazo, el invierno de la piel.

 

Hay alternativas económicas, rápidas y de mayor o menor duración, según la que elijamos. No te resignes y luce una piel morena sin la ayuda del astro rey.

 

¡Morena en un minuto!

Entre los métodos para conseguir un bronceado sin sol, hay unos más populares que otros. Te hablamos de los más comunes:

 

-Toallitas bronceadoras. Solución rápida y eficaz si tenemos una ceremonia u ocasión especial y no queremos deslumbrar al resto con la blancura de nuestra piel. Eso sí, cuidado al echártelas por la zona de los codos y las rodillas, ya que puede quedar un color amarillento que haga que acabes pareciendo uno de los protagonistas de una popular serie de dibujos animados… Aplícalas de forma uniforme para que no queden manchas ni diferencias de color.

 

-Cremas bronceadoras. Para muchas mujeres sigue siendo la solución de urgencia por excelencia, ya que se aplica de forma sencilla, uniforme y la tonalidad suele ser bastante favorecedora. Busca una que deje un tono que no desentone mucho con tu piel.

 

-Sprays bronceadores. Son una solución rápida y de resultado satisfactorio, siempre que se elija un tono que nos favorezca y se aplique de manera uniforme por todas las zonas del cuerpo para evitar manchas y ronchones.

 

-Caña de azúcar. Una solución muy efectiva y que da unos resultados geniales. Aporta un tono moreno que dura entre 5 y 7 días. Te contamos más en nuestro artículo “Ponerse morena: bronceado con caña de azúcar”.

 

Debes tener en cuenta que la mayoría de estos productos tienen su punto álgido horas después de su aplicación, por lo que si no te ves un color de piel como habías imaginado nada más usarlos, no te pases, porque a las horas puede que no te guste el resultado…

 

Etiquetas: bronceado

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS