Por qué el cuidado bucodental es esencial para la salud general

Tu sonrisa puede ser tu mejor carta de presentación, así que hay que cuidarla tal y como se merece. ¿Pero cómo solucionar los problemas dentales durante las diferentes etapas de la vida? Te contamos todo lo que tienes que saber.

Sanitas x Marie Claire
Sanitas x Marie Claire

La Organización Mundial de la Salud señala que la salud bucal es esencial para la buena salud y el bienestar en general de las personas y, por ello, es necesario un abordaje centrado en la prevención. A estas alturas, todas sabemos bien que la sonrisa puede ser la mejor carta de presentación y es necesario cuidarla en todas las etapas de la vida.

Además, ¿sabías que tu salud bucal ofrece pistas sobre tu estado de salud general o que los problemas en tu boca pueden afectar el resto de tu cuerpo? Sin una higiene bucal adecuada durante todas las etapas de la vida, las bacterias pueden conducir a infecciones bucales, como caries y enfermedades de las encías. De hecho, la relación entre salud general y salud bucodental es bidireccional: las personas con sistemas inmunológicos débiles tienen más probabilidades de tener mayores niveles de infecciones en la boca, mientras que ciertas enfermedades (por ejemplo, las gastrointestinales) también afectan al estado de salud bucodental.

Para mantener la sonrisa en estado óptimo, además de los cuidados en casa, las revisiones periódicas con nuestro odontólogo y algunas pruebas diagnósticas que descarten cualquier patología oculta van a resultar imprescindibles. Los seguros dentales son la herramienta perfecta para aquellas personas preocupadas por cuidar su salud bucodental: permiten prevenir cualquier tipo de enfermedad y, además, suponen un ahorro en el gasto de los pacientes en dentistas. Confía en un equipo de profesionales para cuidar tu sonrisa y la de los tuyos desde hoy mismo con los seguros dentales de Sanitas. 

Cómo cuidar los dientes durante el embarazo

Según el último estudio sobre la salud bucodental de los españoles elaborado por Sanitas, al 74.5% de las mujeres embarazadas que han participado en el estudio les preocupa mucho o bastante el estado de su salud bucodental. De hecho, en el último año, los motivos más citados de visitar al dentista han sido la limpieza dental (67,5%), revisiones rutinarias (34,3%) y las caries (24%). Cada vez hay menos mujeres embarazadas que acuden al dentista solo cuando tienen algún problema (un 11,1%). La causa por la que no acuden a la cita es el miedo (un 15,7%). El cepillado sigue siendo un hábito de higiene bucodental habitual, puesto que el 99,3% lo realiza diariamente. Hay una mejora del uso del hilo dental significativa un 29,2% indica una vez al día.

¿Pero se puede ir al dentista durante el embarazo? No solo se puede sino que se debe, ya que los tratamientos que podría aplicar un dentista cualificado a una embarazada, en caso de que lo necesitara, no constituye peligro alguno porque tendrá en cuenta en no utilizar medicamentos que puedan afectar a la formación de los órganos del feto, sobre todo durante el primer trimestre del embarazo. De hecho, se recomienda no esperar al final del embarazo a ir al dentista. 

El embarazo es un momento de riesgo para la salud dental, ya que existe una mayor propensión a tener problemas. Los expertos de Sanitas señalan que más de la mitad de las mujeres gestantes se ven afectadas por una gingivitis a causa de los cambios hormonales que se producen. Esto incrementa el flujo sanguíneo de las encías, facilitando su enrojecimiento e inflamación y posterior sangrado al cepillarse los dientes. 

La gingivitis es la infección e inflamación de los tejidos periodontales: los odontólogos llaman así a las estructuras que rodean al diente. Se refieren a las encías, pero también los ligamentos periodontales y los huecos alveolares, los lugares donde se insertan los dientes. Si no se trata, la gingivitis puede acabar degenerando en formas más serias de enfermedad periodontal, como la periodontitis o “piorrea”. Estas enfermedades crónicas destruyen los tejidos que sostienen al diente y pueden conducir a la pérdida de piezas dentales. Pero esta enfermedad se puede prevenir. De hecho, la causa de la gingivitis es la acumulación de sarro y placa bacteriana. La placa son colonias de microorganismos que habitan en nuestra boca. Cuando la placa se mineraliza, la llamamos sarro. Por si fuera poco, esta enfermedad periodontal se asocia a un riesgo de que se adelante el parto y que el bebé nazca bajo de peso. 

Si no se eliminan mediante una limpieza bucal, las bacterias de la placa y el sarro pueden acabar invadiendo el tejido que rodea el diente, haciendo que se infecte y se inflame y causando un cuadro de gingivitis. ¿Ves? Lo mejor que puedes hacer es invertir en un seguro dental cuanto antes ¡para disfrutar de una sonrisa bonita siempre! 

Por eso, la prevención es la mejor actitud para evitar los problemas dentales durante el embarazo. ¿Qué puedes hacer para cuidar tus dientes durante esta etapa? En primer lugar, es fundamental mantener una adecuada higiene dental. Además, es imprescindible visitar al odontólogo cuando se tenga la certeza de estar embarazada, para someterse a una revisión completa y proceder a una buena limpieza dental para eliminar la placa bacteriana y el sarro (además, es conveniente repetir esta visita en el segundo trimestre de embarazo y, por supuesto, acudir a él en el momento en que se detecte el más mínimo problema). Eso sí, si durante el embarazo aparecen caries o se produce la rotura de algún diente, el tratamiento deberá esperar hasta después del parto para evitar posibles complicaciones.

Sanitas x Marie Claire
Sanitas x Marie Claire

Cómo cuidar los dientes durante la menopausia 

Distintos estudios han podido demostrar que los cambios hormonales que se producen en la mujer pueden afectar a la salud bucodental de un modo más significativo a los problemas periodontales. La menopausia es otra etapa de la vida de la mujer que acarrea cambios físicos y anímicos. Sí, influye también en nuestra salud bucodental: se caracteriza por una caída de los niveles de estrógenos y progesterona, lo que puede provocar problemas en las encías, la mucosa bucal y el hueso que sustenta los dientes. Adelgazamiento de la mucosa bucal, sequedad bucal, recesión gingival o pérdida de hueso son solo algunos de los problemas que pueden aparecer en esta etapa. 

¿Qué puedes hacer para lucir una sonrisa perfecta y unos dientes sanos durante la menopausia? Si bien puede que la prevención no evite por completo la aparición de algunos de los problemas mencionados, es seguro que en gran medida mejorarán. Además, deberías hidratarte adecuadamente y tomar dos litros de agua cada día y enriquecer tu dieta con aquellos alimentos que contienen vitamina A, E y C (fortalecen la piel y las mucosas). Es necesario adquirir un correcto hábito de higiene dental diaria para encías sensibles con un buen cepillado, hilo dental y colutorio específico para cada caso. Y, por supuesto, es aconsejable someterse anualmente a una o dos revisiones profundas de los dientes y encías. 

Sanitas x Marie Claire
Sanitas x Marie Claire

Recuerda que nunca es demasiado tarde para conseguir una sonrisa bonita. De hecho, en los últimos años la ortodoncia ha dejado de estar relegada al público infantil para abrirse paso al mundo de los adultos y para ha explorado numerosas posibilidades que la hacen más atractiva para nosotros. Si quieres empezar a cuidar tu sonrisa (independientemente de la edad que tengas), echa un vistazo a los seguros dentales que ofrece Sanitas y déjate aconsejar por los mejores profesionales.