Protege tu piel del frío

En invierno, es muy fácil que tu piel se sienta fatigada ya que el frío corta, reseca y estropea la piel. ¡Extrema los cuidados!

Protege tu piel del frío

Igual que te preocupas por cuidar tu piel en verano, debes hacerlo en invierno; que no haya un sol espléndido no quiere decir que no te vayas a quemar y mucho menos que tu piel no vaya a sufrir. De hecho en invierno, es muy fácil que tu piel se sienta fatigada ya que el frío corta, reseca y estropea la piel provocando incluso grietas. Además, los factores externos influyen directamente en el envejecimiento de nuestra piel, por lo que hay que extremar ciertos cuidados.

Cuida tu rostro

Un buen cuidado de rostro empieza en una buena limpieza. Todos los días por la mañana y por la noche es aconsejable que limpiemos bien nuestra cara para quitar cualquier resto de maquillaje y eliminar las impurezas. Hay exfoliantes muy buenos en el mercado que te pueden venir fenomenal para limpiezas profundas, y si no, opta por un jabón con ph neutro y listo. Después, usa siempre una buena crema hidratante. Lavada la cara, aplica la crema y deja que tu piel la absorba, de esta manera conseguirás que tu rostro esté nutrido, algo básico para que el frío y el viento no haga estragos en tu cutis.

Por la noche es igual de importante, ya que actuará durante horas y notarás tu piel mucho más suave e hidratada por la mañana. Un contorno de ojos también te vendrá bien para evitar que esta zona sufra en exceso por el frío. Esta parte de tu rostro es la que más sufre el envejecimiento de la piel así que cuídala durante todo el año.

 

No te olvides de cuidar los labios independientemente del resto de tu rostro. Sufren mucho por las condiciones meteorológicas y además nos provocan muchas molestias cuando los tenemos resecos. Es conveniente que lleves siempre en el bolso una vaselina o un cacao para protegerlos y no olvides comprar alguno con protección solar para aquellos días más soleados o para tu neceser de viaje. ¡Unos labios cortados pierden todo su encanto!

Cuida tus manos

La piel de las manos es una de las zonas que más sufren con las frías temperaturas. Usa siempre guantes porque puedes llegar a sufrir muchas molestias por la sequedad que te provoque el frío. Aplícate crema hidratante, a ser posible especial para manos y no tengas miedo a usarla muy a menudo.

Cuida tu cuerpo

Que vayamos tapados no quiere decir que en invierno debas descuidar la piel del resto de tu cuerpo. Además, a quién no le gusta sentir su piel suave e hidratada. Cada vez que te des una ducha o un baño, seca bien la piel ya que el frío y el agua pueden perjudicarla. Una vez seca, puedes pasar a hidratar tu cuerpo. En tu baño no debería faltar una buena crema hidratante, puedes buscar una combinada con otras propiedades por ejemplo, anticelulítica o tonificante, así tu cuerpo estará perfectamente hidratado y tu piel elástica, cuidada y firme.Los aceites hidratantes también son muy aconsejables y ayudan a evitar que nuestra piel se reseque porque aportan cuidados intensivos.

 

-Cuida también los pies. En invierno sufren casi tanto como las manos por el frío. Abrígalos y manténlos también hidratados. La misma crema corporal te servirá pero puedes adquirir una especial sólo para ellos.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS