¡Protege tu piel en la nieve!

La nieve es una de las protagonistas indiscutibles del invierno y son muchas las personas que esperan su llegada con impaciencia, ya sea para esquiar, hacer snow o, simplemente, disfrutar en familia o con amigos de un día en la montaña.

piel nieve

La nieve es una de las protagonistas indiscutibles del invierno y son muchas las personas que esperan su llegada con impaciencia, ya sea para esquiar, hacer snow o, simplemente, disfrutar en familia o con amigos de un día en la montaña. La piel, sin embargo, sufre sus consecuencias.

 

Cuando nos hablan de deshidratación y de proteger la piel de los rayos solares para no quemarnos, pensamos que se refieren al verano, sin embargo, en invierno, con el frío y, sobre todo, si vamos a la nieve, el riesgo de quemaduras solares y de deshidratación de la piel es alto.

 

Solemos creer que si no notamos que el sol nos quema, como sucede en la playa, por ejemplo, es porque no lo hace y no es así: en la montaña estamos expuestos a la radiación solar directa y a la reflejada en la nieve. Hay que tener en cuenta que, a mayor altitud, menor espesor tiene la atomósfera, por lo que absorbe menos rayos UVA y la exposición al sol es más directa. Además, el sol refleja un 80% de los rayos ultravioleta sobre la nieve, por lo que aumentan los riesgos para la piel.

 

Otro factor que debemos tener en cuenta es que el frío, la sequedad y el viento resecan la piel y fomentan su deshidratación, por lo que utilizar protección solar, beber abundante agua y recurrir a la crema hidratante después del día de nieve es fundamental.

 

¿Quieres saber más consejos sobre cómo proteger la piel en la nieve? No te pierdas nuestra galería 5 consejos para proteger tu piel en la nieve.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS