Puesta a punto: grietas en los talones

Largos paseos por la playa desconectando y escuchando de fondo el sonido del mar. ¿Has disfrutado de ellos? Nos alegramos, pero quizá, tus pies estén algo resentidos.

grietas talones

Largos paseos por la playa desconectando y escuchando de fondo el sonido del mar. ¿Has disfrutado de ellos? Nos alegramos, pero quizá, tus pies estén algo resentidos.

 

El calor, la sequedad, el uso abusivo de sandalias y chanclas, andar descalza mucho tiempo… estos factores son propios del verano y, además, los principales responsables de la aparición de grietas en los pies.

 

Cuando tenemos grietas en los talones es fundamental asegurarnos de que no se trata de hongos. Una vez descartado ese motivo, lo mejor es recurrir a una buena hidratación, ya que las grietas en la piel suelen aparecer por sequedad.

 

La piel de los talones es más gruesa que la del resto del cuerpo, por lo que podemos optar por una crema hidratante normal, pero si los tenemos muy agrietados, es preferible utilizar productos específicos para los pies: hay cremas que contienen urea y son perfectas para reparar las fisuras de la piel. Otros productos contienen manteca de Karité o aceite de girasol, sustancias que aportan una hidratación extra.

 

¿Quieres conocer otros trucos para acabar con los talones agrietados? No te pierdas nuestra galería Consejos para eliminar las grietas de los talones.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS