¡Que la báscula no te engañe!

La báscula es nuestra gran aliada en lo que a control de peso se refiere. Sin embargo, la cosa no es tan sencilla como subirse en ella y ver el peso… ¿Sabes hacerlo?

Cómo usar bien la báscula

La báscula es nuestra gran aliada en lo que a control de peso se refiere. Sin embargo, la cosa no es tan sencilla como subirse en ella y ver cuántos kilos pesamos… ¿Sabes hacerlo?

No es el instrumento que mejor refleja el peso de una persona ya que no tiene en cuenta elementos tan importantes como la masa muscular, la grasa, la constitución… Pero es cierto que todas tenemos una báscula en casa y la utilizamos muy frecuentemente.

Nos ayuda a llevar un seguimiento de las pérdidas o ganancias peso. Y, por eso, es muy importante tener en cuenta varios factores, como el momento del día o la ropa que llevamos en el momento en que nos subimos a la báscula, para conseguir resultados reales. Estos y otros elementos pueden suponer variaciones de entre 2 ó 3 kilos en nuestro peso.  

Compleméntalo con el IMC

El Índice de Masa Corporal (IMC) es el valor que te ayuda a saber si estás en tu peso ideal. Se trata de una simple fórmula matemática que establece una relación entre el peso y la altura y te muestra unas horquillas que te indican si estás por debajo de tu peso, en tu peso o tienes sobrepeso.

¿Sabes cómo calcular tu IMC? No te pierdas: ¿Estás en tu peso ideal? Calcula tu IMC

En nuestra galería encontrarás interesantes recomendaciones para utilizar bien tu báscula y sacarle todo el partido partido. ¡Síguelas y pésate bien!

 

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS