SOS: Protege tus manos (y uñas) del frío

Una de las partes de nuestro cuerpo más expuesta a los cambios climáticos, y una de las que menos atención recibe. Aprende cómo mimar tus manos con estos sencillos consejos.

SOS: Protege tus manos (y uñas) del frío

En invierno, el frío, el viento y la humedad se tornan peligrosos para nuestra piel, que si no recibe los cuidados adecuados se vuelve áspera, seca, puede descamarse y hasta producirse pequeñas heridas.

¿Cómo evitarlo?

- Haz uso de una crema hidratante tantas veces como creas necesario a lo largo del día. Y recuerda que debes masajear para que el producto penetre bien. Nos gusta la crema de manos y uñas "Vid Divine" (12,90 €), de Esdor, con un 94% de ingredientes naturales.

- A la hora de lavarte las manos, evita hacerlo con agua caliente y utiliza un jabón suave y nutritivo. Sécalas bien, sin frotar demasiado para respetar la epidermis.

- Por la noche, para reforzar el efecto del tratamiento, aplica una capa generosa de crema.

- Una vez a la semana, y tras aplicarte la crema, cubre las manos con unos guantes de lana o algodón y déjatelos puestos toda la noche. Bajo el efecto del calor, la hidratación será mucho mayor y por la mañana notarás las manos muchos más hidratadas y suaves.

 

¿Y qué pasa con las uñas?

Cuando hablamos de envejecimiento y de cuidado de las manos en muchas ocasiones las uñas son las grandes olvidadas... Debes saber que no solo realizan una función estética, sino también de protección. Las uñas constituyen un tipo de piel modificado por queratina, un tipo de proteína fibrosa muy resistente; son partes vivas de nuestro organismo. La salud de las uñas es un fiel reflejo de la salud del cuerpo en general. Como el resto de la piel, las uñas sufren las agresiones del medio exterior y requieren un cuidado adecuado para que no presenten un mal estado, no se agrieten, no se rompan y no aparezcan estrías.

¿Cómo protegerlas?

- Una vez a la semana da forma a las uñas, evitando cortarlas o limarlas en una sola dirección.

- Acostúmbrate a aplicar un tratamiento semanal que hidrate y repare la cutícula de la uña. Prueba "Cuticle Cream" (23 €), de Eve Lom.

- Utiliza siempre esmaltes de buena calidad, que no contengan productos químicos agresivos para las uñas.

- Para evitar irritaciones, elimina los restos de esmalte utilizando un producto sin acetona.

- Lleva una buena alimentación con una dieta rica en calcio.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS