Sol infinito: los 7 trucos que lograrán prolongar tu bronceado

Dos meses para conseguir un bonito bronceado y apenas 15 días para perderlo. Atenta a estos consejos para que el verano en tu piel dure más que nunca.

Unsplash
No temas al exfoliante

Existe la falsa creencia de que si te haces un peeling en la piel, arrastras el moreno. Todo lo contrario. O puede que una pizca, pero a cambio harás que dure más tiempo y que resalte más. El proceso de renovación natural de la piel es de 28 días, pero muchas células muertas no se desprenden y se acumulan en la epidermis, creando un aspecto de piel apagada. Con una buena exfoliación ayudas a la renovación celular y a mejorar su aspecto global. No renuncies a ella incluso si tienes la piel sensible, solo tienes que buscar un exfoliante suave.

 

Hidratar y volver a hidratar

Si eres de las que según vuelve de las vacaciones relega la crema hidratante hasta el próximo verano, ¡te equivocas! La hidratación es esencial para mantener un tono bonito, luminoso y duradero. "Este cosmético evita la evaporación del agua y la textura en bálsamo es ahora la mejor elección", explica Michaella Bolder, tanning expert de St. Tropez. ¿Ingredientes? Que lleve vitaminas o activos como el  superhidratante ácido hialurónico. "Aplícalas mañana y noche, mejor tras la ducha, cuando los poros están abiertos y penetran mejor”, añade. "Pero ojo con el agua demasiado caliente, porque deshidrata la piel en exceso y provoca que se 'pele'". 

 

 

 

Self-Tan Purity Face Mist, de St. Tropez (34 euros).

 

No guardes aún el autobronceador

¿Ya lo habías desterrado al fondo de tu armario cosmético? Error. Nada como aportar color a medida que el original va apagándose (o para presumir de buen tono durante todo el año). "Puedes aplicarlo una o dos veces por semana para prolongar el moreno o bien recurrir a fórmulas progresivas", sugiere Bolder. Pero, atenta, porque el autobronceador también tiene sus reglas: debes exfoliar e hidratar la piel antes de su aplicación, extenderlo de manera uniforme sin olvidar insistir en zonas como codos o rodillas, y difuminarlo bien en la zona del nacimiento del pelo o alrededor de las cejas.

 

Vitamínate

Necesitas una dosis extra. "Los complejos con vitaminas B3, E y D3 tienen múltiples beneficios para tu piel: aportan mayor elasticidad cutánea, tienen propiedades protectoras (previenen la aparición de manchas y te blindan frente al fotoenvejecimiento) y ayudan a tener un moreno ultranatural y de larga duración", explica la dra. Adriana Ribé, médico dermatopatóloga y directora de Ribé Clinic (ribeclinic.com). ¿Y qué hay de nuestra alimentación? La remolacha es muy rica en vitamina C, que favorece la síntesis de melanina además de limitar los efectos de los radicales libres en la piel, por lo que será el ingrediente perfecto para un delicioso batido.

 

 Alimenta el moreno 

Laura Parada, nutricionista de Slow Life House (slowlifehouse.com), ha elaborado un menú diario para prolongar el bronceado en exclusiva para Marie Claire. En el desayuno, zumo de naranja y zanahoria y huevos revueltos con aguacate: contienen un alto contenido en vitaminas A y C, que previenen el daño celular y estimulan la producción de colágeno. En el almuerzo, tartar de atún con aceite de oliva, jengibre y lima, acompañado con chips de boniato: los alimentos ricos en omega 3 (pescados azules) aportan elasticidad y ayudan a que la piel mantenga la humedad necesaria para lucir su mejor aspecto. También las grasas vegetales como el aceite de oliva, los frutos secos, el aguacate… En la cena, ensalada tibia de calabaza asada, salmón, canónigos y brotes de mostaza, con emulsión de zumo de limón, aceite de oliva y nueces picadas: alimentos ricos en omega 3, y vitaminas C y E.

 

Potenciador bronceado Bronze+, de Innéov (29,95 euros).
El poder de la nutricosmética

 De verdad que si nunca la has probado te vas a sorprender. Siempre como complemento de las indispensables cremas de protección solar, estos suplementos, administrados antes, durante y al menos 30 días después de la exposición al sol, no solo preparan la piel para recibir sus rayos, sino que logran un bronceado más homogéneo y duradero. Con ingredientes activos como el betacaroteno y el licopeno, ambos carotenoides responsables del pigmento rojo, naranja y amarillo de frutas y verduras, estos complementos alimenticios funcionan genial como antioxidantes que retrasan el envejecimiento de la piel.

 

Descarta el maquillaje 

Olvídate de bases fluidas e intensas que cubren en exceso impidiendo que la piel respire, aclaran el tono, apagan el moreno y restan luminosidad. Además, precisamente ahora es cuando no las necesitas. ¿No te resistes a cubrir tu piel con algo? Un ligero toque de polvos de sol sobre nariz y mejillas será más que suficiente.

 

Continúa leyendo