Cómo conseguir unos dientes blancos de impacto

3 minutos

Antes de someterte a un blanqueamiento profesional o colocarte unas carillas, hay trucos sencillos y caseros que puedes llevar a cabo. ¡Por no hablar de rutinas diarias que es imprescindible tener en cuenta!

Trucos para blanquear los dientes

¿Quién no quiere tener unos dientes blancos? Son síntoma de  salud, belleza y, últimamente hasta prestigio. Pero, salvo problemas dentales previos, mantener una sonrisa blanca y radiante no es nada difícil. Eso sí, antes debes saber algunos hechos sobre el blanqueamiento:

  • Cada persona tiene un esmalte distinto. Hay gente que tiene un color muy blanco de forma natural, por lo que es muy fácil potenciarlo con productos blanqueadores en caso de ser necesario. Por otro lado, hay gente cuyo esmalte es más amarillo; eso no quiere decir que los dientes estén mal cepillados o falta de higiene, simplemente que te tendrás que esforzar un poco más con productos blanqueadores específicos.
  • Casi todo el mundo puede mejorar el color de su esmalte, a excepción de aquellos que lo tienen gris o amarillento a causa de la toma de determinados antibióticos. Desgraciadamente, si éste es tu caso, es imposible blanquear con tratamientos y la única solución efectiva son las carillas.

¿Qué puedes hacer tú para mantener tus dientes más blancos en casa?

1. Utiliza siempre una pasta de dientes blanqueadora, en todos tus cepillados. Eso sí, asegúrate de que sea de calidad para que funcione pero que sea suave con tus encías y tu esmalte. Te proponemos que pases por la farmacia a informarte, aunque los productos sean un poquito más caros; ¡merecerán la pena! Te recomendamos pastas como Denblan o Sensiblan, blanqueadoras pero eficaces contra la placa y suaves con las encías. 

2. Parece muy obvio pero... ¿estás segura de que te cepillas los dientes después de cada comida? Desde luego que favorecerás el blanquemiento si lo haces.

3. Te recordamos algo que seguro ya sabes pero que la mayoría de las veces intentamos ignorar: el tabaco, el café, el , el alcohol y las bebidas azucaradas oscurecen y amarillean los dientes. ¿Seguro que no puedes suprimir o, al menos, reducir su consumo? 

Trucos para blanquear los dientes

Tu esmalte te lo agradecerá.

Existen trucos caseros y baratos para blanqueamientos de emergencia que, además, no son dañinos para tus dientes. Puedes mezclar agua con una puntita de bicarbonato y cepillarte los dientes una vez a la semana con ello; su sabor no es muy agradable pero notarás los resultados. 

También puedes exprimir medio limón y mezclarlo con un vasito de agua tibia. Puedes usarlo una vez al día para cepillarte, y experimentarás un notable blanqueamiento. Frotar los dientes dos veces al día con la parte blanca de la cáscara del limón puede ser útil, aunque actúa muy despacio.

Otro truco interesante, natural y económico es masticar aloe vera. Ya te hemos hablado de las muchísimas propiedades de este humilde cactus, y otra de ellas es su capacidad blanqueadora. Extrae el gel que está en el interior de las hojas, lavando la parte amarilenta que hay debajo de la piel verde. Apenas tiene sabor e incluso te lo puedes tragar porque consumido por vía oral es muy antioxidante, aporta vitaminas y es muy eficaz contra las úlceras gastroduodenales o en caso de colon irritable.

La pulpa de fresa también te puede ayudar a blanquear. Aplasta la fruta con un tenedor hasta formar una pasta con ella; coloca una pequeña cantidad sobre el cepillo y pásalo por los dientes como en tu cepillado habitual.

¡Empieza ya!

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS