Estos son los trucos que se saben de memoria las chicas a las que le crece el pelo rápido y sano

Tener una melena larga y bonita solo es posible si su salud es buena y estos son los consejos que mejor te ayudarán a conseguirla.

Normalmente, el pelo crece entre 1 y 1'2 centímetros al mes. Además de los factores externos, lucir un pelo fuerte y sano depende, en gran medida, de las condiciones genéticas de cada persona. Sin embargo, sí que se pueden adquirir hábitos que nos ayuden a potenciar su crecimiento, siempre basados en el mantenimiento de un cabello saludable. Porque la auténtica belleza de una melena solo puede asentarse sobre la salud del pelo y del cuero cabelludo. Toma nota para empezar a practicar estos sencillos consejos lo antes posible:

 

1. Presta atención al cuidado del cuero cabelludo

Así estarás atendiendo también a la salud de tu fibra capilar y te asegurarás de que la sangre y los nutrientes estén fluyendo fácilmente a los folículos pilosos. Esto ayuda a minimizar el desprendimiento y la pérdida del cabello. Invierte en un champú clarificante para liberarlo periódicamente de todas las impurezas que van depositando el resto de productos para el cabello. Otra buena opción es elegir un producto específico como una mascarilla con ingredientes estimulantes del cuero cabelludo como pueden ser la menta, el árbol de té o los cítricos, que contribuyen a descongestionarlo.

 

2. Córtate el pelo cada 10-12 semanas

Puede que pasar por la peluquería para que tu melena reciba un corte no lo haga crecer más rápido, pero lo que es seguro es que contribuirá a que crezca más sano. Si tu objetivo es conseguir una melena larga y de apariencia saludable, cortarla frecuentemente no es negociable. Vivir con las puntas abiertas contribuirá a la rotura constante del cabello y esto impedirá que crezca más allá de cierto punto.

consejos melena larga
Imaxtree.

3. No te saltes el acondicionador

Si estás tratando de que tu melena crezca, prescindir de este paso del cuidado capilar es uno de los errores más importantes y que más frecuentemente se suele cometer. Cuando nos lavamos el pelo, estamos de acuerdo en que el uso del champú es imprescindible. Sabemos que su aplicación debe incidir especialmente y de forma suave en el cuero cabelludo para levantar las raíces y conseguir que la espuma se deslice sobre el resto de la melena. En el caso del acondicionador, su misión es mantener el cabello hidratado y suave durante más tiempo, así como sellar la cutícula externa. Esto nos asegurará un control del encrespamiento y el evitar que se produzcan posibles enredos que pueden terminar ocasionando que el cabello se deteriore y se rompa.

 

4. Evita las herramientas con calor siempre que sea posible

El uso continuado de secadores y, sobre todo, de planchas del pelo no contribuirá a conseguir una melena larga y saludable, sino todo lo contrario. Si reducir el uso de estas herramientas no es viable en tu caso, asegúrate de usar un protector térmico cada vez que las utilices.

 

5. Utiliza una toalla de microfibra y desenrédatelo suavemente

Las toallas de microfibra son mucho más seguras a la hora de envolver el cabello, ya que su tejido, que es más ligero que el de una toalla convencional, respeta en mayor medida a esos cabellos más pequeños y frágiles que se encuentran alrededor de la línea del pelo. Al enrollarnos y apretar una toalla convencional alrededor de la cabeza, estos mechones - que son cabellos nuevos en pleno crecimiento - se tensan y tienden a romperse con mucha facilidad.

En el momento de desenredarlo, lo más conveniente es hacerlo de abajo hacia arriba. Esto nos facilitará deshacernos de cualquier enredo antes de entrar en la ducha ya que, al salir, cuando el pelo está mojado, la fibra capilar está hinchada y es más frágil y quebradiza.

 

Si, a pesar de seguir estos consejos habitualmente, sientes que el pelo no te crece lo suficiente, una visita al dermatólogo es siempre el medio más sencillo y eficaz para acertar con el tratamiento adecuado y el producto más conveniente, en función de las características de cada tipo de cabello.

Continúa leyendo