Una crema para cada piel

Cada mujer es un mundo y cada piel también. Desde las más secas a las más grasas, pasando por las sensibles y delicadas, todas necesitan unos cuidados específicos y productos concretos.

cremas pieles

Cada mujer es un mundo y cada piel también. Desde las más secas a las más grasas, pasando por las sensibles y delicadas, todas necesitan unos cuidados específicos y productos concretos. Te ayudamos a elegir la crema que mejor le va a tu piel.

 

Llegas a la tienda y la dependienta, con su mejor intención, te empieza a sacar cremas faciales de todo tipo aconsejándote lo que va mejor para tu piel y tú, confusa, te decides por una sin estar segura del todo…

 

Si quieres comprar sin dudas, lo mejor es que tengas claro qué tipos de pieles hay, qué cuidados necesitan y cuál es la tuya.

 

Pieles grasas

Se caracterizan por tener un tono menos luminoso y es preferible tratarlas con cremas hidratantes que no sean grasientas. Lo correcto es que sea una crema acuosa, de rápida absorción y ligera. Cremas que contengan pepino o almendras en su composición son perfectas para pieles grasas.

 

Pieles secas

Tanto en invierno como en verano, este tipo de pieles sufren los efectos de las temperaturas extremas. Requieren cremas muy hidratantes, con efecto calmante y con residuos grasos. Todas las cremas para la cara que contienen aceites como el de ricino, de aguacate o de soja son buenas para las pieles secas.

 

Pieles Mixtas

Son suaves y resistentes. Tienen algunas zonas más grasas como la nariz o la frente. Para su cuidado se recomienda utilizar una crema hidratante ligera, fluida, pero menos que la que se utiliza para piel grasa. Es recomendable tratar de forma diferente las zonas grasas de la cara y las zonas secas, ya que las necesidades no son las mismas. Existen en el mercado muchas cremas para pieles mixtas.

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS