¿Y yo por qué me haría este tatuaje?

Esta es la pregunta que se hacen muchas personas mientras miran con horror el tatuaje de alguna parte de su cuerpo. Otoño es el mes en el que eliminar tatuajes es más habitual.

tatuajes

Esta es la pregunta que se hacen muchas personas mientras miran con horror el tatuaje de alguna parte de su cuerpo. Otoño es el mes en el que eliminar tatuajes es más habitual.

 

Una decisión fruto de un arrebato más que del convencimiento, un pasional amor de verano o unas vacacaciones en un destino donde tatuarse es habitual, económico y sencillo. Los actos impulsivos del verano hacen que muchas mujeres se decidan a marcar su cuerpo con algún tipo de recuerdo, símbolo o significado y, una vez que pasa esa euforia emocional, el arrepentimiento se hace protagonista.

 

Otro de los motivos más frecuentes para decidirse a borrar un tatuaje que en su día nos pareció una buena idea es el trabajo. En muchos puestos de trabajo los tatuajes no son bien vistos y pueden suponer un problema, por ello, algunas personas se deciden a hacerlos desaparecer.

 

Los expertos recomiendan pensárselo muy bien antes de tatuar el cuerpo, no hacerlo si tenemos alguna duda y buscar un sitio adecuado, en el que podamos ver, además, otros trabajos del tatuador que nos va a hacer su personal obra de arte.

 

Si, a pesar de ser una idea bien meditada, nos arrepentimos y queremos deshacernos del tatuaje debemos recurrir a un centro especializado, con garantías de higiene y profesionalidad y donde el láser que utilicen no sea agresivo con la piel.

 

Quitar un tatuaje es molesto, por lo que eso de “mejor prevenir que curar” es algo que debes tener muy presente. Si quieres ver una serie de consejos que debes tener en cuenta antes de hacerte un tatuaje, no te pierdas nuestra galería “Consejos para hacerse un tatuaje”.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS