Belleza -- Consejos

7 consejos para multiplicar los resultados de tus productos

Es hora de admitirlo, la mayoría de nosotras lleva años siguiendo la misma rutina de belleza. Y aunque probemos nuevos productos cada temporada, al igual que para nuestras marcas de moda favoritas, solemos ser fieles a las mismas cremas y maquillaje. ¿Pero…te has planteado alguna vez mezclar tus productos de belleza?

Aunque la idea te parezca completamente descabellada (¿Si cada producto es eficaz, que necesidad tengo de combinarlos? Te preguntarás sin duda alguna), resulta que la mezcla de cosméticos aplicados en el orden correcto potencia los beneficios de todos. El orden es absolutamente fundamental, si aplicas dos productos en el sentido inverso, no conseguirás los efectos esperados. Es más, puedes conseguir precisamente todo lo contrario de lo que esperabas. Pero si sigues los pasos adecuadamente, conseguirás milagros. Imagínate medio segundo lograr un tono nude absolutamente perfecto aplicando tu base habitual y un corrector amarillo, o un spray fijador tras haberte maquillado.

Estas combinaciones ideales tienen dos nombres: el whisking, si mezclas los productos antes de aplicarlos, y el layering, si superpones uno sobre otro siguiendo un orden. Aprende a dominar estas dos técnicas y mejora tu rutina de belleza con pocos esfuerzos. Pero ojo con los experimentos: prohibido aplicar perfume sobre el protector solar o mezclar un autobronceador con una fórmula acuosa. Se trata de realizar parejas perfectas, con sentido común y sobre todo sin poner en peligro tu piel o tu salud.

Puede que estas combinaciones te suenen, o que incluso hayas intentado alguna. Aunque solo te propongamos siete, existe una infinidad de posibilidades que requieren un poquito de imaginación. Para este verano, nuestra pareja estrella es sin duda alguna la que te protege del sol: la mezcla de tu sérum antioxidante con tu protector solar. Limitará al máximo tus riesgos de quemaduras y te permitirá conseguir un bronceado de ensueño. Con unas pocas gotas, la magia operará. Recuerda: todas las texturas no se mezclan a la perfección. Siempre es bueno echar un vistazo a los ingredientes de tus productos, sobre todo de tu maquillaje, para evitar malas sorpresas, como inesperados cambios de color (nos referimos principalmente a los polvos bronceadores). Juega con las mezclas, te sorprenderán.