Entrevsitas confinadas

Sara Sálamo: desde su flequillo a trasquilones a su producto beauty low cost sin el que no puede vivir

De su flequillo zig-zag a los burpees que más adelgazan, pero más le cuestan hacer. Así ha sido su cuarentena, lanzamiento de libro incluido.

Entrevistamos, en remoto y pixeladas - eso que llaman nueva normalidad también está salpicando al periodismo - a Sara Sálamo, la actriz se sienta delante de su teléfono para respondernos a algunas preguntas que nos han brotado durante estas horas de encierro. 

Tras seguir minuciosamente su cuenta de Instagram hemos querido conocer, de primera mano, el nivel alcanzado por la actriz e influencer durante la cuarentena. Ojos en blanco, suspiro, baile de labios y nos suelta, a bocajarro, "ha sido top". ¡Bien, Sara! Nos vamos a llevar bien, nosotras también hemos vivido a duras penas la cuarentena y eso que hemos tenido la suerte de tener más trabajo que nunca ante los teclados. Sincera y con ganas nos desvela qué más ha sucedido entre sus cuatro paredes, lanzamos otra pregunta.

Hablamos de sus rituales de belleza, de los que confiesa no ser una maniática, pero no prescindir de la hidratación facial - ¡fundamental para una piel jugosa y sin arrugas!- y nos desvela su descubrimiento, el agua micelar de Skin Foodies, de Cien, de Lidl. Prefecta para una limpieza facial fresca e intensa. Para no ser freak de la belleza tiene, entre sus manos, dos de los más potentes embellecedores de la piel: la limpieza y la hidratación, o nos lee mucho o ¡sabe más de lo que nos dice!

 

Hablamos de su flequillo a trasquilones uno de los errores beauty a lamentar durante estas semanas. Lo que bautizó en su perfil de redes sociales como "flequillo zig-zag", y apuntó: "A veces te pasas con la tijera dentada y esperas que el “flequillo zigzag” se ponga de moda". De momento, no se ha puesto de moda, pero si estás buscando ideas para cortarte el pelo, ¡tenemos los cortes de pelo que se llevarán este verano!

No hemos podido resistirnos a preguntarle por sus entrenamientos, cómo los ha llevado, cómo ha mantenido la disciplina y cuál es ese ejercicio que tiene que hacer, con más frecuencia de la que le gustaría, pero que odia con cada fibra muscular de su ser. Y, en esto no coincidimos, Sara, a mí me encantan los burpees

Y, en mitad de la cuarentena había algo que festejar, el lanzamiento de su libro: El ocaso del mono que arañaba la pared. Ilusionada y con ganas de compartir experiencias de su coqueteo literario nos habla del feedback virtual que ha tenido durante estas semanas, a falta de una firma real de libros. 

Mientras esperamos que lleguen las firmas de libros solo podemos desear que Sara puede disfrutar en la playa de unas buenas papas. ¡Gracias por abrirnos las puertas de tu casa! 

Continúa leyendo