Vídeo de la semana

6 errores comunes que comenten las personas con piel atópica

¿Cómo tratar esta afección de la piel? Aquí tienes un par de consejos de experta para evitar errores a la hora de cuidar la piel atópica.

tratar la piel atópica
iStock

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel para la que todavía no existe cura, por lo que no hay que bajar la guardia. Quienes la padecen parecen saber la teoría al dedillo: no ducharse con agua muy caliente, mantener la piel siempre muy hidratada, secar la piel a toques o vestirse con prendas de algodón son algunos consejos bastante extendidos, pero la realidad es que, en la práctica nos relajamos, lo que hace más complicado controlar un brote.

¿Cómo tratar la piel atópica? La farmacéutica Paloma Sastrón ha elaborado una guía definitiva para tratar la dermatitis atópica en farmacia junto con la firma Kaalm Organics y que incluye algunos errores bastante instaurados entre los que la sufren. Toma nota, estos son los 6 errores más comunes de las personas que padecen dermatitis atópica:

1. Sólo tratar la piel cuando está en pleno brote. Este es el error de los errores. El objetivo es cuidar a diario la piel, para fortalecer la barrera cutánea y disminuir la frecuencia de los brotes. Si tratamos solo la piel cuando tiene un brote, tardaremos más en repararla y recuperarla.

2. Utilizar cualquier crema corporal y no utilizar una específica. Los productos para la piel atópica, tanto geles de baño, como cremas deben contener activos reparadores, hidratantes y emolientes. No deben contener perfumes o fragancias ya que podrían irritar una piel que ya está previamente sensibilizada.

3. No usar productos de higiene corporal adecuados. Los geles de baño habituales pueden irritar y secar la piel atópica ya que suelen tener alta potencia detergente. Si limpiamos la piel con el limpiador que no debemos, la piel ya estará alterada cuando apliquemos la crema y será más difícil que el tratamiento funcione

4. Aplicar productos hidratantes y emolientes solo en las zonas del brote. Se deberá aplicar en toda la superficie de la piel. Hoy puede ser en el brazo, pero mañana puede aparecer el brote en las piernas.

5. No hidratar lo suficiente. Una piel deshidratada y no tratada puede desencadenar en trastornos del sueño, sobre todo en la edad infantil, lo que se traduce en cansancio y disminución del rendimiento.

6. Alargar el tratamiento con corticoides los medicamentos más usados) más de lo pautado por el médico.

Continúa leyendo