8 errores que cometemos al depilarnos con cuchilla

¿Eres de las que apuesta por este método de depilación? ¡No cometas estos fallos!

8 errores que cometemos al depilarnos con cuchilla

1. Afeitarte en cuanto entras a la ducha. Es normal tener prisa, pero es mejor preparar la piel primero para el afeitado dejando que se humedezca el agua de la ducha, aparte de que el vello se ablandará y se abrirán los folículos. Pero cuidado, no dejes que pasen más de 15 minutos, de otra manera la piel estará arrugada y el afeitado no será apurado.

2. Afeitarte a primera hora de la mañana. ¿Y llegar al trabajo con la piel irritada? No, gracias. Es mejor hacerlo antes de ir a dormir, ya que así la piel se recuperará durante la noche.

3. No usar espuma (o peor, usar jabón). No importa las prisas que tengas, no caigas nunca en la tentación de afeitar tus piernas sin una crema específica para ello. La maquinilla se deslizará así mucho más fácilmente sobre la piel, pues estará mucho más lubricada, y evitarás rasguños y cortes.

4. Usar maquinillas desechables de una sola hoja. Puedes hacerlo ante una emergencia, como cuando vas a un hotel y se te ha olvidado la tuya, pero es mejor invertir en una de cuatro o cinco hojas para usar a diario, ya que estas son mejores en las zonas difíciles, como las rodillas o los tobillos, mientras que las primeras dañan más la piel.

8 errores que cometemos al depilarnos con cuchilla

5. No cambiar de hoja con frecuencia. Nos has hecho caso y has comprado una cuchilla con recambios, pero no le cambias cada cierto tiempo el cabezal (cada diez afeitados generalmente). ¡Tienes que hacerlo! De otra forma, no hacer más que dañar tu piel, ya que aparte de ser menos eficaz en el corte, las bacterias se acumulan en las hojas y, ante un corte, entran en contacto con la herida.

6. Te afeitas mal. Tienes que hacerlo primero en la dirección del vello, no en contra como en otros métodos de depilación, para cortarlo y que, en la segunda pasada (ya a contrapelo) el afeitado sea más apurado y suave.

7. Usar la maquinilla de tu chico. Por el motivo que sea (comodidad, precio...) muchas mujeres utilizan las versiones masculinas de las maquinillas de afeitar, algo que ya de por si no es recomendable, pues nuestra piel es muy sensible; pero otras directamente se le roban a su pareja. ¡No se te ocurra!

8. No cuidar la piel antes (ni después). Puede que el afeitado te provoque alguna pequeña irritación o enrojecimiento en la piel si esta no estaba preparada. Lo mejor es que dos días antes del rasurado la exfolies con un producto indicado para ello, y que después apliques una crema calmante e hidratante que la mime al máximo y la deje lista para brillar.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS