Vídeo de la semana

Los 10 consejos -fáciles y en casa- de Ashley Graham para que tu autobronceado sea un éxito

Comenzó a usarlos, como ella misma confiesa, por salud: "Empecé a utilizar el autobronceador cuando me di cuenta de lo perjudiciales que pueden ser las cabinas de rayos UVA para la piel".

Ashley Graham autobronceador consejos
Fuente: Getty Images

Ashley Graham es uno de los rostros más reconocidos del mundo de la moda y la belleza. Su discurso inclusivo con la diversidad de cuerpos, le ha llevado a ganarse el respeto de la industria en los últimos años. La carrera de Graham ha servido para cambiar la forma de entender el físico de las modelos por parte de la sociedad, en una dirección donde la confianza en una misma es un pilar fundamental

Su carrera comenzó a los 12 cuando fue descubierta por casualidad por un agente de talentos en un centro comercial. A partir de ese momento, comenzó a posar como modelo de tallas grandes en Lincoln (Nebraska), donde nació y creció junto a su familia. Después de graduarse en el Lincoln Southwest High School, viajó a Nueva York para convertir su trabajo delante de las cámaras en un empleo a jornada completa

De los catálogos dio el salto a la pasarela y a las portadas de las revistas más prestigiosas y reputadas del mundo. En el 125 aniversario de la revista Vogue, Ashley apareció en la portada por deseo expreso de Anna Wintour, convirtiéndose así en la primera modelo de tallas grandes en formar parte de la historia de la publicación de moda americana. 

"Estoy agotada de hablar sobre este asunto, porque... ¿a qué mujer le gusta tener que defender diariamente su talla y su cuerpo? Sin embargo, también entiendo que soy pionera en muchos aspectos y que, en ese sentido, este es el tema del que siempre hablaré. No me importa. Me parece bien defender en redes sociales la grasa y la celulitis si logro que esta generación se sienta mejor consigo misma", contaba a sus diez millones de seguidores de Instagram. 

La top model y nueva embajadora global de St. Tropez ha desvelado el paso a paso -¡y sus trucos más personales!- para un bronceado de pasarela sin salir de casa.

 

Ashley Graham autobronceador
Cortesía de St. Tropez

1. Preparar la piel en la ducha.

"Aprovecho ese momento para exfoliarme y eliminar el vello no deseado".

2. Hidratar las zonas secas para un acabado perfecto.

"Con una pequeña cantidad, repártela en las manos y asegúrate de hidratar la base de las palmas de las manos, los codos, también en las rodillas aplicándola dando. Después en los pies, asegurándote de que los talones quedan bien hidratados. Intenta aplicar una capa muy fina".  

3. Siempre con guante.

"¡Nadie quiere unas palmas de las manos manchadas! El guante será tu major amigo y te ayudará a conseguir un efecto homogéneo en un plis-plas".

4. Aplica tu autobronceador de abajo arriba.

"Es la forma de conseguir un acabado uniforme. Rocía una pequeña cantidad de producto en el guante (menos es más, porque así podrás controlarlo mucho más fácilmente) y aplícalo en movimientos largos, empezando desde las piernas. ¿Veis esas pequeñas varices? ¡Adiós! El aspecto es realmente saludable. Con las piernas listas, sube al abdomen".

5. Como si fuera maquillaje.

"Cuando llegues a la zona del pecho y del cuello, no tienes más que aplicarlo como si fuera maquillaje. Yo siempre llego hasta la mandíbula porque justo ahí es donde puedes igualar el tono con el maquillaje".

6. Las axilas también.

"En los brazos, simplemente describe movimientos ascendentes y no olvides la axila".

7. Para la espalda…

"Coloca el guante al revés y aplica el producto".

8. ¿No llegas?

"Si como yo no practicas suficiente yoga y no llegas a toda la espalda, asegúrate de tener a mano la bruma 'Self Tan Purity Mist' de St. Tropez, porque cubrirá todas las zonas a las que no llegaste con el guante".

9. El glow que siempre necesito.

"Me gusta rociar 'Self Tan Purity Mist' de St. Tropez porque me da ese brillo realmente natural e incorpora ácido hialurónico que aporta hidratación. Me gusta usarla por la mañana o justo antes de irme a dormir por la noche sin preocuparme de que manche las sábanas".

10. Y por último, para mantener el bronceado.

"Una vez a la semana, aplico 'Self Tan Purity Mist' de St. Tropez sobre las manos. Así consigues un tono perfectamente uniforme".

 

Ashley Graham autobronceador consejos
Ashley Graham en la última MET Gala celebrada en Nueva York vestida de Gucci, en 2019 | Fuente: Getty Images

Ahora, Ashley Graham es una auténtica experta en autobronceado y ha convertido a estos productos en sus grandes aliados "para lograr el tono perfectos de una manera más saludable, segura y rápida", como ella misma explica. Eso sí, no todo ha sido un idilio, los comienzos no fueron tan fáciles, para todo hay una primera vez y la suya, confiesa, fue "un poco caótica".

No hay nada como la práctica, y es que su idilio con estos autobronceadores disponibles en Isolée viene de largo. Comenzó a usarlos, como ella misma confiesa, por salud: "Empecé a utilizar el autobronceador cuando me di cuenta de lo perjudiciales que pueden ser las cabinas de rayos UVA para la piel. En el instituto, a veces nos bronceábamos todos los días, o incluso dos veces al día. Unos años más tarde empecé a notar los efectos. La primera vez que me autobronceé fue para un trabajo de modelo. Cuando vi lo rápido, fácil y seguro que era, no volví a ir a una cabina de bronceado".

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo