Blanqueamientos dentales, sí, pero naturales

Visualiza los dientes de Julio Iglesias. Son los famosos “perióxidados”, aquellos que se han pasado con el blanqueamiento dental. No caigas en este error. Te damos las claves para elegir este tratamiento y conseguir resultados naturales.

sonrisas

Visualiza los dientes de Julio Iglesias. Son los famosos “perióxidados”, aquellos que se han pasado con el blanqueamiento dental. No caigas en este error. Te damos las claves para elegir este tratamiento y conseguir resultados naturales.

El blanqueamiento es la técnica estética dental más demandada, pero para conseguir un blanqueamiento real es necesario acudir a la clínica y trabajar sobre la dentina, en el interior del diente (bajo el esmalte), que es la que le da su color, no sirve con cepillarse los dientes con un dentífrico «blanqueador»; éstos no hacen más que crear un efecto óptico de blancura (los que llevan micropigmentos azules) o aclarar ligeramente (y, a menudo, agredir) el esmalte.

Es frecuente que el color original de los dientes se vaya oscureciendo poco a poco, perdiendo su tono natural y saludable, aparentando un aspecto de boca sucia. Esta pérdida de color se debe, en la mayoría de los casos, a la edad, y se agrava por el consumo de café, vino o tabaco. Otras veces, la causa de este color antiestético de los dientes puede ser herencia genética o el efecto adverso de algún tipo de medicación. Lo importante, en cualquier caso, es analizar cuál es el motivo de esta decoloración para, a partir de ahí, buscar la mejor solución.

Controla la oxigenación

sonrisas

¿Sabías que los blanqueamientos dentales actuales se basan en la misma oxigenación que se usa para conseguir un rubio platino? El peróxido de hidrógeno (H2O2), agua oxigenada, es capaz de filtrarse a través del esmalte de los dientes para oxidar la dentina, lo que se traduce en un blanqueamiento de los dientes desde dentro.

El doctor Iván Malagón nos aclara que, “en cuestión de tratamientos estéticos, es importante que tanto el profesional como los pacientes no pierdan el norte; es decir, que no se llegue a cruzar esa línea roja que puede hacer de un simple retoque estético algo tan llamativo que resulte artificial y antinatural”. “La clave para que un blanqueamiento dental sea bonito está en conseguir que los diferentes tonos de color entre los dientes, las encías y los labios sean armónicos. Los tres son los componentes esenciales de la sonrisa. Es importante también que los dientes tengan una forma y unas dimensiones acordes con la forma de la cara: a una cara alargada le corresponderían unos dientes largos y a una cara más cuadrada, dientes más cuadrados”, nos explica Iván Malagón.

Unos dientes blancos y correctamente alineados son caracteres necesarios para tener una estética general agradable. “El problema surge cuando la percepción subjetiva del médico o del paciente, influenciada por numerosos factores sociales e incluso motivada por los medios de comunicacio?n globalizados que tratan de imponer patrones este?ticos, no tiene en cuenta la personalidad del paciente, su edad, cultura, religio?n o raza”.

sonrisas

Con la colaboración de Iván Malagón, todo un gurú de la ortodoncia invisible en nuestro país (se denomina Invisalign). Fue modelo –en los 90 desfiló para marcas como Calvin Klein o Diesel-, es diseñador industrial y, además y con sólo 34 años, es uno de los 40 médicos españoles destacados en el libro “La Excelencia de la Medicina en España”. www.ivanmalagonortodoncia.com

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS