Chrissy Teigen y su razón para inyectarse botox... en las axilas

La norteamericana ha compartido un vídeo realizándose este tratamiento

Gtresonline

A estas alturas estamos más que acostumbradas a leer todo tipo de tratamientos a los que las celebrities se someten para estar siempre perfectas, aunque de vez en cuando alguno nos sigue llamando la atención. En esta ocasión ha sido Chrissy Teigen la que nos ha enseñado de primera mano uno de sus retoques estéticos más efectivos.

La antigua modelo no tiene ningún tipo de reparo o vergüenza en reconocer los tratamientos que se realiza, y ahora ha mostrado a través de su cuenta de instagram su último truco de belleza, uno con el que está encantada: inyectarse bótox… en las axilas.

 

Gtres online

“Se trata de la mejor decisión que he tomado nunca, sin duda. Por fin puedo volver a ponerme prendas de seda sin que acaben completamente empapadas en sudor” ha asegurado la ahora influencer, que es una de las estrellas más adoradas de internet por su honestidad y naturalidad en lo que refiere a su cuerpo. Lo cierto es que el bótox puede servir para combatir una sudoración excesiva. Más allá de en el rostro, la toxina botulínica puede inyectarse en otras zonas del cuerpo que producen sudor como las palmas de las manos, las plantas del pie, el rostro o en este caso las axilas, para combatir la hiperhidrosis, un problema que se produce cuando la sudoración se vuelve excesiva y no funciona de forma acorde a la temperatura corporal. 

El bótox consigue bloquear las glándulas sudoríparas de forma prácticamente inmediata, al bloquear la transmisión nerviosa en la unión neuro muscular. No obstante, se trata de un bloqueo temporal, con un efecto que dura entre unos seis meses y un año aproximadamente.

instagram

Chrissy Teigen aseguraba en sus redes sociales que el procedimiento no resulta para nada doloroso y que ella en concreto, apenas había notado los pinchazos de la jeringuilla mientras le introducían la sustancia en las axilas. Para este tratamiento, que ronda los 500 y 700€ en España, no se necesita ningún tipo de sedación ni preparación especial, y el procedimiento dura tan solo 20 minutos. Tras el mismo, el paciente puede realizar vida normal, ya que no existen afectos adversos relevantes. De hecho, el tratamiento con toxina botulínica para el exceso de sudor en las axilas se trata de uno de los procedimientos con una mejor relación beneficio/riesgo.

Esta no es la primera vez que la mujer de John Legend se somete a una intervención en la zona de las axilas, aunque en esa otra ocasión fue algo mucho más invasivo, para realizarse una liposucción localizada con la que quería deshacerse de una acumulación de grasa. "Me aspiraron toda la grasa de las axilas, y fue una de las mejores cosas que he hecho. Es una especie de secreto que eso se puede hacer, pero no me importa. Fue hace ya nueve años. Me quitaron cinco centímetros de cada lado, aunque ahora vuelvo a estar como antes", explicó Teigen a todos sus seguidores con la naturalidad habitual que la caracteriza.

 

Continúa leyendo