Claves infalibles para conseguir un culo 10

Sus dimensiones no importan tanto como su forma y firmeza. Un trasero redondo y respingón lo luce todo más y mejor. Lo 'curvy' mola, que nadie te diga lo contrario.

ashley graham

Tener un trasero firme es el sueño de muchas. A no ser que la genética te haya bendecido con una derrière de infarto, lo más probable que es necesites algo de ayuda para conseguir el culo de tus sueños. El ejercicio continuo y con una frecuencia muy regular es la pieza clave para conseguirlo, pero también hay unos pequeños trucos que puedes llevar a raja tabla para que la tarea sea más sencilla. Ninguno cuesta dinero, y si te pones firme con estas metas, verás que en pocas semanas notarás el resultado de tu esfuerzo. Y no solo en la zona que quieres mejorar, sino en tu cuerpo en general.

Las sentadillas son un ejercicios específico para los glúteos, y si las añades a tu rutina de ejercicios, en pocas semanas conseguirás ver los cambios. Eso sí, como con todo, lo más importante es la paciencia, no vas a conseguir resultados rápidos de un día para otro, aunque si eres constante, estos llegarán sin duda.

culo

Bendita H2o
Beber agua facilita la eliminación de las toxinas que acumula nuestro organismo y que provocan el aumento de volumen y la hinchazón. Si lo prefieres, puedes combinarla con infusiones depurativas como la cola de caballo, el té verde o el diente de león.

Di no a la sal, azúcar, café y alcohol
Evita en lo posible ingerir alimentos que producen calorías vacías, un tipo de grasa muy difícil de quemar luego. Lo mejor es optar por una dieta rica en fibras naturales y practicar ejercicios aeróbicos como correr, salir en bicicleta o pasear, al menos, una hora al día.

Evita las duchas de agua caliente
Ya que dañan la piel y le restan firmeza. 'Levanta' los glúteos con duchas templadas que terminen con chorros de agua fría. Dirige estos hacia los tobillos y ve subiendo hasta alcanzar las caderas. O bien opta por una ducha escocesa, que alterna el agua entre fría y templada, para activar la circulación de las piernas.

Siempre en movimiento
El sedentarismo, fundamentalmente en el trabajo, provoca la disminución de la masa muscular del glúteo y el aumento de su masa grasa, favoreciendo además la flacidez de tendones y músculos. Además, estar demasiadas horas sentada empeora la circulación y provoca la retención de líquidos. Aprovecha cualquier momento (e insistimos, cualquier momento) para trabajar la zona mediante discretas contracciones.

Haz las cinco comidas
No saltarse una comida es una regla fundamental para mantener un buen ritmo metabólico. Si lo haces, tu organismo se convertirá en una máquina de acumular calorías. ¿Por qué? Si haces creer a tu cuerpo que va a pasar un largo periodo sin comer, cuando lo hagas este acumulará cada gramo para sobrevivir a la próxima etapa de 'ayuno' a la que lo vas a someter, y consumirá tejido muscular para obtener de ahí la energía que le falta. De modo que lo único que conseguirás es acumular adiposidad en tu trasero.

¿A qué esperas para conseguir el culo de tus sueños? ¿Parece fácil, no?