Combate la celulitis de manera definitiva, según el tipo que tengas (no todas se tratan de la misma manera)

Cada celulitis tiene un tratamiento y quizá, por eso, no consigues acabar con la tuya. Descubre la guía más completa sobre tu enemigo beauty número uno.

Tratamientos para reducir la celulitis
Imaxtree

Afecta a un 90% de las mujeres pero, no por muy común que sea nos podemos conformar y no luchar contra ella. La celulitis nos acompaña durante todo el año, pero es en verano cuando más nos damos cuenta de lo poco que nos gusta. ¿Quieres mejorar notablemente su aspecto? Aún estás a tiempo de ponerte manos a la obra con las últimas novedades en tratamientos. 

Las estadísticas nos plantean a la celulitis como un problema común a casi todas las mujeres del mundo: entre un 85 y un 98% de nosotras la sufre de alguna manera u otra. ¿En qué consiste exactamente? Se trata de la acumulación de tejido adiposo en zonas del cuerpo como las piernas, los glúteos o los brazos, formando nódulos que se componen de grasa, agua y toxinas. También se conoce como piel de naranja por su aspecto acolchado y rugoso. Pero, ¿qué es la piel de naranja? El Dr. Miguel Chamosa nos explica que es "la alteración vascular parece estar en el origen de esta lipodistrofia. Nódulos aumentados de adipocitos presionan los vasos sanguíenos y linfáticos, entorpeciendo el flujo circulatorio y la correcta eliminación de deshechos. Los líquidos extravasados que encharcan el tejido, crean un medio tóxico y estancado, que esclerosan las fibras de sostén. A este punto, tiran hacia el interior mientras que la grasa protubera hacia el exterior, mostrando la piel de naranja". 

"Hay que partir de la base de que cuando hablamos de celulitis siempre estamos hablando de un problema multifactorial o lo que es igual: un trastorno provocado más de un factor. Y es que en la aparición de la celulitis influyen desde la predisposición genética hasta los cambios hormonales, los hábitos de vida (sedentarismo, tabaco, enfermedades…), la alimentación, la circulación, e incluso la psicología (está demostrado que ciertos estados emocionales como el estrés favorecen su desarrollo)", nos explican desde la Clínica Mira + Cueto (Apolonio Morales, 13G. Madrid).

Por tanto, si analizamos las causas que la provocan y en qué manera se manifiesta nacen las tipologías de celulitis, que pueden darse a la vez (o no) en un mismo paciente y ubicarse en una o varias regiones corporales y se diferencian:

Según su tipología, nos explican las Doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto: "se puede hablar en general de 4 tipos de celulitis, según predomine un componente u otro dentro de los factores causantes". Y las catalogan de esta manera:

1. Celulitis adiposa: predomina el componente de grasa localizada.

2. Celulitis Fibrosa: con un importante componente de fibrosis intersticial, que le da un aspecto duro.

3. Celulitis edematosa: destaca un problema de base circulatoria y linfática que se traduce en inflamación-retención de líquidos con el consiguiente engrosamiento de la zona, que se presenta blanda a la palpación.

4. Celulitis con flebopatía: Al igual que la anterior predomina un problema de base circulatoria y linfática, pero en este caso además del edema hay dilatación venosa derivada de problemas vasculares.

5. Celulitis con flacidez: grasa localizada con flacidez muscular o cutánea.

Según su estadio evolutivo: "los cuatro tipos generales de celulitis van evolucionando según lleven instalados más o menos tiempo: cuanto más evidentes a simple vista y más molestias al pellizcar la zona, más evolucionada es la celulitis y más difícil su tratamiento.

Ambas cosas (tipología y estado evolutivo) influyen en el tipo de tratamiento necesario y su duración", concluyen.

¿Qué soluciones tiene cada tipo de celulitis?

Desde la clínica Mira+Cueto proponen 3 protocolos combinados adaptados a cada problemática específica. Sin olvidarnos del papel esencial de la dieta, ejercicio y estilo de vida (estrés, hábitos tóxicos como el tabaco o el alcohol, exposición solar…).

¿Cómo atacamos la celulitis adiposa?

1. Mesoterapia: es una técnica que te permite individualizar mucho el tratamiento seleccionando productos específicos para inyectar según el tipo de celulitis, en este caso con efecto lipolítico y también muy localizada directamente en las zonas con adiposidad ( cartucheras, cara interna de rodillas, abdomen).

2. Carboxiterapia: aplicación de un gas anhídrido carbónico (CO 2) mediante inyecciones subcutáneas. Es una técnica que está indicada en todos los tipos de celulitis por la mejoría que genera a nivel circulatorio, mejorando la oxigenación de los tejidos y en consecuencia la elasticidad de la piel. Además, si se inyecta a nivel profundo se ha visto que tiene un efecto lipolítico.

3. Dieta juega un papel especialmente importante en este tipo de celulitis. Hay que seleccionar alimentos hipocalóricos, pobres en grasas, aumentar fibra con verduras y hortalizas y las frutas.
Extra que recomiendan las doctoras: asociar Suplementación: estímulo de colágeno, efecto lipolítico, antioxidantes, drenantes…
 

¿Cómo reducimos la celulitis fibrosa?

1. Carboxiterapia: actúa a nivel de la fisiopatología de la celulitis activando la microcirculación.

2. Terapias manuales con masajes Cyriax: Es una técnica de masaje profundo utilizado mucho en fisioterapia, con el que intentamos romper los tabiques fibrosos que se han formado y que tiran de la piel hacia dentro formando los hoyuelos que tan poco nos gustan.

3. Ondas de choque: rompen los septos fibrosos que marcan la piel de naranja.
Extra de suplementación: estímulo de colágeno, efecto lipolítico, antioxidantes, drenantes…
 

¿Cómo eliminamos la celulitis edematosa y/o con flebopatía?

1. Mesoterapia con Alydia: se consigue activar la microcirculación a nivel arterial, venosos y linfático ayudando a la regeneración del tejido y a la eliminación de líquidos y toxinas.

2. Electroterapia: Es como una gimnasia pasiva. Colocamos unos electrodos sobre la piel a nivel de los músculos sobre los que queremos actuar. La contracción muscular estimula la circulación periférica ayudando a resolver edemas.

3. Carboxiterapia.

4. Terapias manuales: drenaje linfático manual que estimula el sistema linfático encargado de eliminar toxinas.

5. Dieta: control de los alimentos, beber 2 litros de agua diaria, controlar la ingesta de sal y aprovechar las propiedades diuréticas de muchas frutas como la sandía, fresas, piñas, frutos rojos… Revisar ingesta de proteínas.

Entra: Suplementación con efecto drenante, antioxidantes y antiinflamatorio.

 

Tratamientos para la celulitis con flacidez

Puede ser una flacidez muscular o cutánea. En ambos casos es muy importante la dieta porque debemos aportar la suficiente cantidad de proteínas y de buena calidad para ayudar a la síntesis de colágeno y regeneración de fibras musculares.

Si tenemos una flacidez muscular es imprescindible asociar el ejercicio.

1. Mesoterapia seleccionando productos con sustancias reafirmantes como el Silicio.

2. Carboxiterapia: Sobre todo en la flacidez cutánea mejorando la elasticidad de la piel el aumento de aporte de oxígeno a los tejidos.

3. Electroterapia en celulitis asociada a flacidez muscular: Consiste en aplicar distintos tipos de corrientes, unas más lipolíticas, o drenantes o reafirmantes. Lógicamente en este caso nos interesan más las reafirmantes. Conseguimos una tonificación muscular mejorando el aspecto de la piel y estimulamos la circulación periférica mediante la contracción muscular.

4. Radiofrecuencia: energía electromagnética que actúa por calor estimulando la microcirculación, regenerando el tejido estimulando la síntesis de colágeno y compactándolo.
Asociar suplementación como la Carnitina si tienen flacidez muscular, el CLA o colágeno hidrolizado. 

 

Cinco años sin celulitis

Cellfina es el único procedimiento mínimamente invasivo aprobado tanto en la UE (marcado CE) como en EEUU (FDA) que está clínicamente probado para el tratamiento de la causa estructural de la celulitis con resultados duraderos a tres años, como mínimo, y en una única sesión.

¿Cómo funciona? Desde Cellfina System nos explican que "actúa sobre la causa estructural de la celulitis. Mediante la liberación de los septos fibrosos que se encuentran bajo las zonas con hoyuelos. Este procedimiento puede reducir de forma notable el aspecto de la celulitis en una sola sesión de tratamiento". Una vez liberada esta tensión mediante Cellfina "la piel tratada recupera su forma original presentando un aspecto más terso".

Precio: entre 2.500€ y 3.500€ (dependiendo del número de hoyuelos a tratar). Los resultados son visible sal tercer día del tratamiento. 

Continúa leyendo