Consejos de experto para tener unas uñas más fuertes (también en invierno)

¿Se te rompen las uñas con facilidad? ¿Las tienes frágiles? Toma nota de estos trucos de experto para fortalecerlas en este invierno.

Las uñas pueden volverse quebradizas y débiles con el tiempo, también pueden astillarse y pelarse debido a muchos factores, desde el lavado excesivo de las manos o la desinfección con geles hidroalcohólicos hasta la realización de manicuras permanentes. También hay hábitos como morderse las uñas que pueden afectar a la dureza y el aspecto de la uña.

La ‘American Academy of Dermatology’ ha concluido que el 20% de las personas tienen uñas quebradizas (es más probable que ocurra en mujeres mayores de 60 años, pero cualquiera puede desarrollar la afección). En una encuesta a más de 1.300 mujeres, también se concluyó que la mayor preocupación de las uñas en mujeres era su fragilidad. Los tratamientos para fortalecer las uñas y las cremas para las manos pueden ayudar con la fragilidad y mantener las uñas con un aspecto fuerte y saludable. En especial, los fortalecedores similares a los sérums (como se absorben rápidamente y, por lo general, contienen humectantes para rehidratar las uñas secas y quebradizas. Pero esto no son los únicos consejos para tener las uñas más fuertes…  ¡Toma nota de otros igual de efectivos!

Toma un suplemento o nutricosmética con biotina. La biotina puede ayudar a fortalecer el cabello y las uñas y también ayuda al sistema nervioso del cuerpo a funcionar correctamente. Se puede encontrar en alimentos como sardinas, huevos cocidos y legumbres, o puede tomar una vitamina B o un suplemento.

Minimizar la exposición al agua. Dejar las manos demasiado tiempo en el agua puede hacer que las uñas se debiliten y se vuelvan quebradizas. Usar guantes al lavar los platos es muy recomendable para las uñas.

uñas fuertes
Pexels

Beber suficiente agua es esencial para la salud y la salud de las uñas no son una excepción. Sin la humedad adecuada, las uñas pueden volverse quebradizas y romperse y pelarse fácilmente. Beber suficiente agua les ayuda a retener la humedad y mantenerse fuertes.

Prestar atención a la dieta. Llevar una dieta sana y variada puede afectar todo el cuerpo, incluidas las uñas.

Tener cuidado con los productos que se utilizan en las uñas: muchos tratamientos o esmaltes de uñas contienen productos químicos agresivos que pueden debilitar las uñas. Se debe evitar el quitaesmalte que contenga acetona, ya que puede dañar las uñas.

Dar a las uñas un descanso del esmalte. Las uñas necesitan respirar. El uso constante de esmalte puede debilitar la uña.

Mantener las uñas cortas. Las uñas largas tienen más probabilidades de romperse y engancharse en cosas, mientras que las uñas más cortas tienen menos probabilidades de astillarse, agrietarse o partirse, lo que ayuda a mantenerlas más fuertes.

Evitar el uso excesivo de geles desinfectantes. Es necesario utilizar desinfectante para manos, pero es también importante no excederse en su uso. La aplicación constante de desinfectante de manos seca las uñas (y las manos), lo que las hace quebradizas.

Cambiar la forma de limar las uñas. Limarse las uñas con un movimiento hacia adelante y hacia atrás puede debilitarlas. Recomendamos limar siempre en una dirección.

Utilizar un sérum para uñas: que sea específico para fortalecer las uñas como Rosenail de Rosegold Paris.

Continúa leyendo