Coolsculpting: la alternativa definitiva a la liposucción

La innovación y la tecnología aplicada al mundo de la belleza y medicina estética han dado como resultado tratamientos más eficaces y menos invasivos con los que conseguir ese aspecto que estás buscando. Este nuevo método te sorprenderá.

Coolsculpting
IStock

Tradicionalmente la liposucción se ha consagrado como uno de los tratamientos estrella para redefinir la silueta. Consiste básicamente en eliminar la grasa que se acumula en ciertas zonas de nuestro cuerpo como muslos, abdomen o brazos. Un procedimiento quirúrgico que fue toda una revolución. Sin embargo, a día de hoy encuentra por primera vez su competencia en alternativas menos invasivas con los que se consiguen los mismos resultados.

Entre esas nuevas alternativas, descubrimos el 'coolsculpting', la alternativa definitiva a la liposucción, siendo capaz de eliminar esa molesta grasa acumulada a través del frío sin necesidad de recurrir a la cirugía, como en el caso de la liposucción. Se trata de un tratamiento que aparece ya en la escena pública como resultado de años de estudio de científicos de la Universidad de Harvard y que ha sido el único sistema aprobado por la FDA americana.

Si bien la  liposucción consiste en la succión de grasa a través de una cánula, con el coolsculpting se utiliza aparatología de última generación con manípulos 360 grados que permiten alcanzar zonas más pequeñas. Es precisamente por este último detalle que, este tratamiento también es eficaz para aquellas personas con poco peso e incluso deportistas de alto nivel.

Un tratamiento no invasivo

Una de las principales diferencias de Coolsculpting con respecto a la liposucción es que es un método menos invasivo y agresivo. La tecnología inteligente empleada adapta la temperatura llegando a los -11 grados en función de las necesidades del paciente: con el frío, las células grasas se cristalizan, éstas entran en apoptosis, los macrofargos se comen la grasa y luego es el propio organismo el que se encarga de eliminarlas a través del sistema linfático.

La liposucción suele ser un procedimiento más doloroso y que requiere un proceso posterior de recuperación, sin embargo, Coolsculpting puede ser un poco molesto pero indoloro y permite retomar el ritmo diario después de cada sesión sin ningún tipo de problema ni riesgo. Este tratamiento se convierte en la opción ideal para aquellas personas que con un exceso de grasa no desproporcionado que busca resultados definitivos a largo plazo.

A día de hoy, las alternativas menos invasivas como coolsculpting se imponen frente a los demás tratamientos debido a las necesidades de una nueva generación que se preocupa por su aspecto físico buscando lo último y sobre todo, lo verdaderamente efectivo dentro de la belleza. Y si puede ser menos invasivo para el organismo, mucho mejor.

En España...

Hay pocos centros que se sumen a esta técnica innovadora del coolsculpting. La Clínica Dermatológica Internacional es una de ellas, así como el Instituto de Belleza y Medicina Estética Maribel Yébenes que garantiza un  tratamiento personalizado y que trata, a partir de esta técnica, diferentes zonas del cuerpo que van desde el abdomen, brazos, pechos (para los hombres), papada y un largo etcétera.

CONTINÚA LEYENDO