Luce un escote envidiable

Para tener un escote y cuello maravillosos no solo tienes que aplicarte los productos adecuados sino hacer los sencillos ejercicios y trucos que te proponemos.

Escote de vértigo

Es lógico pensar que solo prolongando la crema hidratante del rostro al principio del pecho y aplicándote productos específicos para esta zona, no vas a tener un escote de infarto. Además de estos pasos indispensables, se hace necesario seguir una rutina de ejercicios que harán de esta zona de tu cuerpo el foco de todas las miradas. ¿A qué esperas para empezar a practicar?

Ejercicios fáciles sin pesas

Siéntate en el suelo con la espalda recta y junta las palmas de las manos como si estuvieras rezando. Haz fuerza hacia dentro con las palmas. Notarás tensión en la zona pectoral y cómo se mueve arriba y abajo. Cuenta hasta 10 y suelta. Haz dos series de 15 presiones.

Sentada en el suelo con la espalda recta, junta las palmas de las manos y levántalas por encima de la cabeza. Estira los brazos y vuelve a bajarlos a la posición inicial. Haz 15 repeticiones, descansa y vuelve a la carga.

Túmbate boca arriba sobre una alfombra, dobla las rodillas, apoya las plantas de los pies en el suelo y asegúrate que no queda espacio entre tu espalda y la alfombra. A continuación, levanta los brazos con las manos extendidas como queriendo tocar el techo. Tendrás que cruzar los brazos lo más rapidamente que puedas durante 10 segundos.

Y si puedes, vete a la piscina y nada a braza, ¡infalible!

Ejercicios con mancuernas

Coge tus mancuernas y sujétalas haciendo un ángulo de 90º con los brazos (codos alineados con los hombros). Cruza las pesitas por delante del pecho haciendo fuerza con los músculos pectorales. Haz 3 series de 15 repeticiones.

Dóblate por la cintura con las rodillas ligeramente flexionadas y la cabeza mirando hacia adelante. Asegúrate de que tu espalda está completamente plana, y con las pesas en las manos, deja caer los brazos hacia abajo y levántalos lateralmente hasta la altura de la cintura. Haz 10 repeticiones.

De pie  y con las pesas en las manos, traza círculos con tus brazos hacia adelante, haz 10 círculos lo más grandes que puedas. Descansa y haz otros 10 hacia atrás.

Para terminar, de pie elevamos las manos colocando los brazos a 90 grados con los codos hacia abajo. En esta posición movemos los codos hacia trás. Haz este estiramiento durante 10 segundos.

Algunos consejillos

Si aguantas, acaba la ducha con un tonificante chorro de agua fría directo al escote.
Usa un sujetador adecuado y una sujeción extra cuando salgas a correr o hacer deporte de impacto.
Atención al sol, la piel del escote es ultra sensible. Protégela con un factor de protección alto y
mucha hidratación.
Controla los cambios bruscos de peso que pueden propiciar estrías y flacidez.
Mantente erguida, una buena postura corporal es básica.

Etiquetas: escote, pecho

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS