En invierno practica la máxima hidratación

Las bajas temperaturas obligan a cuidar con más mimo la piel de rostro y cuerpo. La hidratación es la mejor arma para combatir la sequedad, la descamación, las grietas y la molesta tirantez cutánea.

Cremas hidratantes

En la calle 9 grados, en la ofi 23, el agua de la ducha bien caliente para entrar en calor y la calefacción funcionando a todo trapo. Resultado: la piel se seca, se escama y se vuelve tirante. Pero, ¿por qué se nos seca tanto la piel en invierno? La respuesta es sencilla y es que los agentes externos, especialmente agresivos en esta época del año, debilitan la función barrera que ejerce la piel. La película hidrolipídica se reduce y, consecuentemente, la piel deja escapar más agua, elemento fundamental para que esta se mantenga hidratada y en plena forma.

¿La solución? Apostar por productos de belleza ultra hidratantes como aceites secos, cremas, emulsiones, mantecas corporales y bálsamos. No importa que tengas la piel seca, mixta o grasa, este gesto hidratante te protegerá, en buena medida, de futuras arrugas.

Al salir de la ducha, cuando los poros se abren por el calor, aplícate tu crema hidratante. ¿Sabías que por la noche la piel puede perder hasta cuatro veces más agua que por el día? ¿Y qué es a partir de las 12 de la noche cuando se vuelve más receptiva? Una idea excelente es embadurnarte de crema antes de meterte en la cama.

Olvídate de la pereza y haz de la hidratación parte de rutina de belleza. Tu piel lucirá mucho más bonita y tendrás otra arma en la lucha contra las arrugas. Echa un vistazo a la selección de productos hidratantes que te hemos preparado.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS