Guerra contra la celulitis

Te proponemos una selección de alimentos, ejercicios, cosmética y tratamientos que te ayudarán a decir adiós a la piel de naranja y a disminuir la celulitis. ¿Preparada? Comienza la guerra a la celulitis.

anti celulitis

Como cada verano, comienza nuestra guerra personal contra la celulitis ¿Sabes cuáles serán tus armas este año?

Cómo eliminar la celulitis

La celulitis es un fenómeno de acumulación de grasas, toxinas y agua, unido a un problema de microcirculación que daña los tejidos y se transforma en esos hoyos y “dunas” en la piel de muslos, caderas y trasero. Incluso en las pantorrillas, los brazos o la tripa puedes sufrir el ataque de la celulitis.

Para acabar con ella hay que hacer mucho hincapié en el uso de cremas y cosméticos eficaces, siempre siendo muy constantes. Ningún cosmético es eficaz al instante, necesitan tiempo para que el producto hagan su trabajo y tu cuerpo empiece a reaccionar.

Hacer ejercicio es primordial para movilizar nuestra circulación y evitar que las grasas se asienten donde se les antoje. Corre, patina, monta en bici, baila, cualquier tipo de ejercicio cardiovascular es perfecto para adelgazar, eliminar toxinas, tonificar tus músculos y mejorar el aspecto de tu piel.

Comer bien es otra de las claves para que la guerra a la celulitis la ganes tú, de nada sirve aplicar bien tus cosméticos si luego tu consumo de grasas y sal es excesivo. Reduce el consumo de azúcares, los fritos y el exceso de carbohidratos y grasas. Eliminar de tu dieta las bebidas con gas, el alcohol e incluso el café en tu lucha contra la celulitis. Al menos por un tiempo, notarás las mejoras.

Y el caballo de troya para que esta guerra sea tuya son, sin duda alguna, los tratamientos estéticos. Desde masajes a medicina estética, las mejoras son instantáneas y aunque el precio puede ser alto, tu piel y tu cuerpo notarán un cambio desde la primera sesión.

Descubre nuestra propia selección de cosméticos y empieza desde hoy a decir adiós a la celulitis.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS