La importancia de un buen peeling sobre nuestra piel: tipos de exfoliaciones y resultados

Descubre sus beneficios de realizar este tipo de tratamientos que son aptos hasta para las pieles más sensibles.

todo los tipos de peeling
Imaxtree

Si preguntamos a nuestras amigas que si suelen utilizar un peeling con frecuencia, te confirmarán que tienen algún producto exfoliante en casa que utilizan cuando se acuerdan. Y es que aún hay mucha gente que comete numerosos errores a la hora de utilizar un producto para limpiar en profundidad, bien por defecto o bien por exceso, aplicándose uno demasiado fuerte. ¿Quieres saber las claves para una exfoliación perfecta y segura?

¿Por qué debo exfoliar mi piel?

Como decíamos anteriormente, se suele concurrir en dos errores básicos a la hora de realizar la exfoliación; o no se practica o se hace de una manera excesiva. Pero vayamos por partes.

¿Es realmente necesario realizar una limpieza en profundidad de la piel?

La respuesta es sí, y basta con hacerlo dos o tres veces por semana, no a diario. Un peeling proporciona una purificación mucho mayor que la de nuestro gel habitual, acabando con las células muertas, limpiando los poros y dejando la piel como un lienzo en blanco listo para recibir los siguientes tratamientos. A lo largo de los días nuestra piel del rostro y del cuerpo- va acumulando suciedad y toxinas provocadas por la contaminación, la alimentación, el maquillaje o los propios productos que nos aplicamos. Una frecuente exfoliación ayuda a eliminar todo aquello que nos sobra, dejando la piel mucho más suave y con aspecto fresco y sin rugosidades. Además, cuando acudimos a un profesional para realizarnos un peeling químico o una dermabrasión, eliminamos células más profundas que pueden estar provocando manchas, arrugas prematuras o incluso que forman parte de pequeñas marcas de granitos o acné. En definitiva, el peeling es absolutamente necesario para la salud de nuestra piel, tanto en la cara como en el cuerpo, aunque en esta puesta a punto nos vamos a centrar únicamente en los faciales.

Los nuevos peelings
Mucha gente concurre en el error de pensar que cuanto más rugoso sea un exfoliante, más efectivo será. Nada más lejos de la realidad, porque hoy día los peelings para el rostro, principalmente, cada vez contienen menos gránulos para limpiar en profundidad, ya que estos pueden llegar a provocar lesiones microscópicas en la piel e irritan las pieles más delicadas. Los peelings faciales que son más populares actualmente son líquidos y sin ningún gránulo ya que actúan de manera enzimática, siendo mucho más suaves y, a la vez, más efectivos.

Después de realizarnos un peeling debemos tener en cuenta que no es conveniente que nos de el sol, por lo que es muy recomendable aplicar un buen factor de protección. Tampoco se recomiendan los rayos UVA de cabina.

En manos de profesionales

Cada dos meses o cuando se busca una solución concreta como eliminar manchas, marcas de acné o eliminar las pequeñas arruguitas, es conveniente acudir a centros médicos donde nos puedan realizar peelings más profundos. Estos suelen ser de origen químico, mediante la aplicación de distintos ácidos que eliminan capas de piel, o con la técnica de la dermabrasión. Para tratar las manchas faciales podemos recurrir a un peeling químico recomendado por la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética, que consiste en una mascarilla que se aplica sobre el rostro con el objetivo de adelgazar la capa córnea. Consta de varias sustancias como el Ácido Kójico, el Ácido Retinoico, el Ácido Glicólico o el Salicílico que, aplicadas sobre la tez, producen la renovación celular. Así se van eliminando las manchas, y mejora el aspecto y la textura de la piel. Se recomiendan de dos a cuatro sesiones de este tipo de peelings químicos para apreciar correctamente los resultados. Además, hemos de tener en cuenta que cuanto más profundo penetre esta exfoliación, más sensible quedará la piel por lo que no podemos olvidarnos de no exponerla al sol.

Por último, hemos de saber que este tratamiento no suele necesitar anestesia ni tiene efectos secundarios si se realiza en un centro de confianza. Otra técnica muy popular es la dermabrasión, esta última de origen mecánico. Esta técnica elimina las capas superficiales de la piel proyectando microcristales sobre la misma; estas pequeñas partículas eliminan las células muertas y las capas epidérmicas de manera suave y controlada. Funciona muy bien contra marcas de acné y arrugas, pero debe ser realizada por profesionales y en un lugar adecuado. Este tratamiento se realiza con anestesia local, y suele durar entre unos minutos y una hora, dependiendo de la superficie a tratar. Después de la dermabrasión, se forma una pequeña costrita que cae y deja al descubierto una piel nueva, suave y libre de imperfecciones. Si con los anteriores métodos había que tener mucho cuidado al término de una sesión, con este hay que ser aún más cuidadosos ya que, por ejemplo, los rayos de sol podrían producir una sobrepigmentación de esa piel recién tratada.

Continúa leyendo