Dudas sobre las mamografías y la mastectomía subcutánea

La mamografía es la prueba más eficaz para detectar precozmente un cáncer de mama. No duele y encuentra lesiones en el pecho hasta dos años antes de que sean palpables. Hablamos también de qué es y en qué casos se recomienda la mastectomía subcutánea.

Photo by Charles 🇵🇭 on Unsplash

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) lo deja claro: "las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100%". ¿Cómo? A través de la mamografía, la prueba de exploración más eficaz que existe, entre otros métodos. Te la mostramos en profundidad.

¿Qué puede hacer por ti la mamografía?

- Se trata de un método capaz de encontrar lesiones en el pecho hasta dos años antes de ser palpables y cuando aún no se han diseminado a los ganglios ni a otros órganos.

- Permite detectar el 90% de los tumores, la autoexploración, el 50%.

- No duele, aunque puede resultar molesta al ser necesario realizar una cierta presión sobre la mama para que la imagen obtenida sea mejor.

- Tiene una baja dosis de radiación por lo que es inofensiva.

¿A qué edad?

La recomendación más extendida es empezar a realizar la mamografía a partir de los 50 años hasta los 69. Sin embargo, algunas comunidades autónomas adelantan la edad a los 45 o la atrasan hasta los 65 y la sanidad privada recomienda comenzar a partir de los 40. ¿Por qué tanto desajuste?

La respuesta parece estar en la rentabilidad de la prueba ya que en la franja de edad comprendida entre los 50-69 años, la tasa de cáncer detectada es más elevada. Así, salen rentables los mamógrafos, los radiólogos y los equipos.

Los expertos están observando un aumento de cáncer de mama en mujeres que se encuentran por debajo de los 40. Aquí la mamografía no es tan eficaz ya que las mamas de las mujeres jóvenes suelen ser más densas. Lo que queda es la exploración y la ecografía mamaria.

Síntomas

Atención a estos síntomas, para detectarlos es de vital importancia realizarse autoexploraciones.

- Bultos

- Dolor en la mama

- Secreción por el pezón

- Retracción del pezón

- Alteraciones en la piel del pecho

Dudas sobre la mascectomía

Javier Mato Ansorena defiende que se valore la mastectomía subcutánea como método para evitar este tipo de cáncer en mujeres con una serie de características.

Cuando se opta por este tipo de intervención, si además la realiza un cirujano plástico experimentado, el pecho queda embellecido y perfecto porque durante la cirugía se puede aumentar su volumen o corregir asimetrías y forma. “Mi intención con esta técnica quirúrgica es prevenir el cáncer, pero procurando que cada mujer siga sintiendo que su feminidad está intacta”, asegura el doctor Mato Ansorena.

Pero, ¿qué es?

"La mastectomía subcutánea de prevención es una técnica quirúrgica no mutilante, que consiste en la extirpación de entre el 90 y 80% del tejido mamario, con el que se previene la aparición del cáncer de mama en un 90% de los casos. Esta cirugía supondría un coste mucho menor que cualquier otro tratamiento".

¿Cuándo sí y cuándo no?

"Aplicar o no la mastectomía subcutánea es un asunto controvertido. En principio, los casos más claros para someterse a esta cirugía serían los que han dado positivo en los genes BRCA1 y BRCA2, que tienen un 80% de posibilidades de desarrollar la enfermedad. En el resto de casos, la indicación está en discusión".

Pero "hay otros factores de riesgo como la ausencia de lactancia (mujeres noníparas), la menarquía precoz y menopausia precoz, los tratamientos hormonales sustitutivos, el sometimiento a radiación o ciertas enfermedades benignas de la mama, que son detonantes conocidos de este tipo de cáncer. Es decir, aplicar una mastectomía subcutánea debe valorarse caso a caso y no es feudo exclusivo de las portadoras de genes peligrosos. Lo que debe prevalecer, ante todo es el deseo de la paciente".

Otro factor de confusión en la aplicación de esta técnica se debe a ignorar qué es y qué supone. Para empezar, "no es la intervención que se realizó Angelina Jolie, que se sometió a una mastectomía radical o total. En el caso de la subcutánea de prevención solo se realiza un vaciado del tejido mamario potencialmente peligroso y sustituye éste por una prótesis con las máximas garantías. La única señal visible de la operación es una cicatriz de unos cinco centímetros".

 

Continúa leyendo