Operarse en verano: todas las ventajas de someterse a la cirugía durante las vacaciones

¿Estás pensando en operarte? Eso de aprovechar las vacaciones estivales para pasar por quirófano tiene muchas ventajas. ¡Te contamos todo lo que tienes que saber!

tratamientos
IM CLINIC x Marie Claire

El sol hace días que calienta y las vacaciones están a la vuelta de la esquina. Muchas personas se plantean utilizar sus días de vacaciones para someterse a una intervención quirúrgica de cirugía plástica. Eso sí, a muchas de ellos les entran dudas sobre si ésta es la mejor época para realizarse una cirugía.

Y sí, eso de operarse en verano puede resultar cómodo pero también puede generar preocupaciones debido al calor, la exposición a la radiación solar, el exceso de humedad o la sudoración. Pero, aunque podamos pensar lo contrario, este es un buen momento para llevar a cabo ese tratamiento o intervención que lleva tanto tiempo rondándote por la cabeza. Y es que en verano el estilo de vida es más sosegado y relajado, algo que beneficia el proceso postoperatorio. Palabra de experto. 

"Mucha gente cree que el verano es una estación poco idónea para la cirugía plástica, pero lo cierto es que la mejor época del año para pasar por las manos de un cirujano plástico es aquella en la que el paciente puede disponer de unos días tranquilos de descanso en los que pueda hacer un reposo relativo y llevar una vida más relajada. En ese sentido, el verano puede ser un buen momento”, señala el doctor Ivan Mañero, cirujano plástico estético y reparador, y CEO de IM CLINIC. 

Eso sí, si decides operarte en verano, deberías tener más cuidado con el sol que en otras épocas del año.

IMC CLINIC x Marie Claire
IMC CLINIC x Marie Claire

Toma las medidas adecuadas

Pero entonces, ¿es conveniente operarse en verano? La respuesta es sí. Si tomamos las medidas adecuadas –como protegernos del sol– someterse a una cirugía estética en verano es tan seguro y adecuado como en cualquier otra estación del año. Para muchas personas es incluso más aconsejable, ya que el estilo de vida pausado que caracteriza los días de junio, julio y agosto nos puede ayudar a llevar un buen postoperatorio y a recuperarnos mejor. Además, si lo que buscamos es que nuestra operación de cirugía plástica pase lo más inadvertida posible, el verano puede ser el momento ideal, ya que no tendremos que dar explicaciones en el trabajo, ni ofrecer demasiadas excusas a nuestro entorno social si decidimos desaparecer unos días.

IMC CLINIC x Marie Claire
IMC CLINIC x Marie Claire

Las operaciones más demandadas (y llevaderas) en verano

Por supuesto, existen algunas cirugías más llevaderas que otras. Entre las más agradecidas están todas las cirugías de pecho en las que IM CLINIC son grandes expertos. Ya sea aumento, reducción de mamas o mastopexia –la cirugía que permite el levantamiento de los senos– pueden realizarse sin problema en los meses veraniegos. Es evidente que no nos podremos poner nuestro bikini soñado al día siguiente de la intervención, pero la vuelta a la vida normal es bastante rápida y la recuperación también, por lo que podremos disfrutar de unas buenas vacaciones.

Las cirugías como la lipoescultura o la abdominoplastia se encontrarían en un tramo intermedio porque, si bien requieren de fajas y/o medias de compresión, no todo el mundo desea pasar las vacaciones tostándose al sol, y los postoperatorios de estas intervenciones no suponen demasiada incomodidad para el paciente si se permanece en lugares frescos (como la montaña o el norte) o con aire acondicionado. Además, la época estival nos permite buenos paseos al atardecer, lo que nos ayudará a tener una buena recuperación de estas cirugías.

Yo aconsejaría posponer a meses con menos exposición solar ciertas cirugías faciales, como el lifting. Si se llevan a cabo en verano se deberá ser muy escrupuloso con el cumplimiento de los consejos de nuestro cirujano para evitar que los hematomas o las cicatrices se pigmenten dejando alguna marca indeseada que requiera un tratamiento posterior”, explica el doctor Ivan Mañero, cirujano plástico con más de 20 años de experiencia. Eso sí, una excepción a esta premisa es la blefaroplastia –la cirugía que permite la corrección de las bolsas de los ojos y los párpados caídos–, pues las gafas de sol que suele llevarse en el postoperatorio pasan más desapercibidas en verano que en el lluvioso octubre. Es una cirugía poco molesta que, si bien no
permite tumbarte en la playa en horas máximas de sol (de hecho, nadie debería tomar el sol en horas de máximo calor), sí permite hacer una vida normal al cabo de pocos días de la intervención. Esto hace que sea una de las cirugías más solicitadas en verano.

Los tratamientos de medicina estética por los que puedes apostar 

No todos los tratamientos son aptos para el duro sol de los meses de verano. El láser y el IPL de rejuvenecimiento no están aconsejados y es mejor dejarlos para los meses de octubre a abril. Pero también otras como los peelings médicos u otros tratamientos que requieran de ciertos productos químicos están contraindicados en esta estación porque pueden provocar efectos secundarios no deseados como las manchas en la piel.

Sin embargo, para el botox, el ácido hialurónico y el tratamiento con PRP son una buena época si seguimos los consejos de nuestro médico estético. De hecho, especialistas en medicina estética de IM BEAUTY by IM CLINIC nos explican que en verano el botox puede ser un gran aliado para evitar que se marquen las arrugas dinámicas de la frente, el entrecejo y las conocidas patas de gallo. El ácido hialurónico puede ofrecernos un extra de hidratación en unos meses en los que la piel va a sufrir por exceso de sequedad. Y el PRP nos ofrece rejuvenecimiento, regeneración y protección para nuestro rostro.

IMC CLINIC x Marie Claire
IMC CLINIC x Marie Claire

Elige un centro de confianza

¿Llevas tiempo pensando en pasar por las manos de un cirujano plástico o un médico estético? El verano no es una excusa para no planteártelo. Es más, puede ser la mejor época para ti, si durante el resto del año tu vida es un ajetreo constante. Si deseas más información, en IM CLINIC te ofrecen una atención individualizada y tratamientos completamente personalizados para conseguir los mejores resultados. Puedes encontrarlos en Madrid, Barcelona (Sant Cugat), ¡y muy pronto también en Marbella!

Continúa leyendo